17 junio 2017 Salud

Un problema común en niños

El día de hoy hablaremos de las verrugas plantares o papilomas que pueden ser contagiadas por andar descalzos por una superficie que esté contaminada. En estos casos se pueden ver lesiones pequeñas que salen en las plantas de los pies como manchas o como pequeñas coliflores. Es una patología frecuente en niños.

El peso del cuerpo ejerce presión sobre los pies genera que se provoque un endurecimiento de la piel. Las lesiones que generan pueden ser (o no) dolorosas y molestas si son grandes y si se infecta la zona. Es normal ver a os niños que las sufren que presenten cierto grado de dificultad al caminar.

Cómo se tratan estas verrugas

Un punto clave para el tratamiento de las verrugas es consultar con un profesional, seguramente te indicará alguno de las opciones que describiremos a continuación

Una buena manera es realizando un tratamiento es con un antiverrugas de uso tópico.

Una buena manera es realizando un tratamiento es con un antiverrugas de uso tópico. Este tipo de producto se comercializa en las diferentes farmacias, su uso permite eliminar el tejido después de varias aplicaciones, pero es muy importante que el tratamiento se realice con la supervisión del médico. En otras ocasiones se podrá aconseja limar la verruga cuando aun esté húmeda, por ejemplo, después del baño y antes de la aplicación de los medicamentos.

En el caso que los tópicos no lleguen a ser efectivos se podrá aconsejar una extirpación quirúrgica. La eliminación de la verruga se podrá realizar mediante la criocirugía, la congelación del tejido de la verruga con nitrógeno líquido. Reiteramos que esto podrá ser aconsejado por el pediatra si han fallado los tratamiento tópicos.

Las verrugas se podrán ver fácilmente en la piel de los niños, presentándose como manchas en relieve, con una forma redondeada y una superficie rugosa y dura. Pueden tener el color de la piel, un tono algo amarillento o rosado. Normalmente tiene el tamaño de una cabeza de alfiler, llegando a un tamaño que ronde el centímetro en casos puntuales. Además de aparecer en las plantas de los pies pueden aparecer en las rodillas, codos, manos o codos.

Los profesionales consideran que el período de incubación, desde el momento de contagio hasta que se manifiesta en la piel, va de uno a ocho meses.

Será necesario acudir al pediatra si la verruga se presenta en la cara o en la zona de los genitales. Si está abierta o parece estar infectada. O en el caso de que no se cure o aparezcan más verrugas pasados os 30 días del inicio del tratamiento.

Vía | Guia del niño
Foto | Flickr – Werbefabriry

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *