19 junio 2017 Crecimiento

Es muy importante conseguir una comunicación no verbal con los niños

El día de hoy hablaremos acerca de la comunicación no verbal que emplean los niños, una manera de comunicarse tan importante y relevante como la verbal. El desarrollo de la comunicación tiene dos puntos fundamentales tanto en los pequeños como en los bebés: por un lado encontramos la comunicación no verbal y por otro la comunicación verbal.

La comunicación no verbal es la primera que se adquirirá de manera interactiva y la comunicación verbal, por su parte, se ira adquiriendo de manera paulatina con la interación auditiva que tengan con los padres y con otros adultos. Los niños pequeños tienen la capacidad de diferenciar distintos tonos lingüísticos.

Los niños más pequeños emplean la comunicación no verbal para llamar la atención de sus padres y para dar a conocer sus necesidades básicas, además de demostrar las emociones. Los padres tenemos que aprender a conocer sus gestos y sus sonidos, mediante ellos nos reclamarán atención y se mantendrán en contacto con nosotros.

La comunicación no verbal es la primera que se adquirirá de manera interactiva.

Esta manera de comunicarse se ira desarrollando y perfeccionando con la experiencia que adquirirá y con el paso de los días. Solo su maduración y las experiencias asociadas con palabras, acciones y emociones ayudará a mejorar la comunicación.

Los niños usan sus gestos faciales como una gran herramienta de comunicación. Mediante diferentes movimientos de sus ojos, sus labios y signos que tomarán como propios el pequeño que va madurando conseguirá formar una manera de comunicarse. Son muchos los signos faciales que los padres podrán tener en cuenta a la hora de entender lo que quieren decir sus hijos.

Si el pequeño quiere demostrar sorpresa seguramente elevará las cejas y abrirá sus ojos, la boca permanecerá abierta por unos segundos y la mandíbula estará caída. Pero si quiere demostrarnos que está alegre se elevarán las mejillas y se formará una sonrisa con sus labios, además de entrecerrarán los bonitos ojos.

Si aprendemos a mirar la cara del bebé o niño pequeño se aprenderán a identificar los signos y lo que quiere decir, así se establecerá una relación con el niño. Para ello necesitamos tiempo y estar cara a cara con ellos.

Un punto clave para la comunicación no verbal es la sonrisa, si nosotros sonreímos al hablarles o en los momentos de estimularlos les estaremos demostrando que es uno de los elementos fundamentales de su comunicación.

Son muchos los padres que emplean música para comunicarse con los pequeños. Esto podría ser determinante en la maduración del cerebro y en los procesos de su futura comunicación verbal, así los niños comenzarán a vocalizar y reaccionarán de manera distinta frente a las melodías, una forma en que tratarán de interaccionar y repetir los sonidos que sienten y escuchan.

A medida los pequeños van creciendo los padres no deberán abandonar las maneras de comunicación, por ejemplo, no tendrán que descartar el hecho de hablarles frente a frente. Tendrán que continuar usando distintos tonos de voz y ritmos desde diferentes lugares (cerca, lejos, delante, detrás).

Vía | Desarrollo infantil
Foto | Pixabay – Greyer baby

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *