28 marzo 2013 Salud

Niño al sol

Proteger la piel desde la niñez ayuda a prevenir diferentes enfermedades dermatológicas de la vida adulta. Esto ha sido anunciado por los miembros del Programa Junior de Sanitas, pensado para pequeños de 6 a 14 años de edad.

Es fundamental que su piel sea protegida del sol, en especial durante la primavera y el verano. Recordemos que la piel de los niños es muy sensible. Si bien los daños del sol no son inmediatos éstos son acumulativos, ya que la piel tiene memoria.

Cuando un pequeño tiene quemaduras solares repetidas puede estar más propenso a desarrollar cáncer cutáneo en la vida adulta. En este programa se incluye una revisión dermatológica gracias a la cual se podrán detectar problemas en la piel que son propios de la infancia.

Como padres debemos educar a los niños para que adquieran hábitos de protección ante la exposición solar, si bien se deben proteger durante todo el año en la época estival el cuidado debe ser mayor.

No todas las pieles tienen el mismo comportamiento ante la exposición solar, las pieles con tonalidades mas claras, con pecas o con lunares son más sensibles al sol y necesitan mayor protección.

En el mercado existen productos específicos para los niños. Desde el Programa Junior de Sanitas se señala que: “las quemaduras solares aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel en un futuro. Esta es una de las razones por la que es importante la aplicación de un protector solar antes de que los pequeños se expongan al sol, así como su renovación cada 2 horas. La prevención resulta fundamental”.

Vía | Noticias Médicas
Foto | Flickr – Carmen Valenciag

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Qué es el impétigo 3 marzo 2017
  2. Niños con pecas, ¿debemos preocuparnos? 27 abril 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *