23 agosto 2012 Salud

Protegernos del sol

Hace calor, mucho calor y la piel de los niños debe recibir cuidados especiales, sin importar si son blancos, morenos o negros, todos deben resguardarse del sol para evitar los problemas dermatológicos que pueden aparecer a corto, mediano y largo plazo.

El bronceado puede dañar la piel, por eso, como lo hemos hablado diferentes veces, es necesario tomar todas las precauciones, como evitar las horas más perjudiciales (de 11 a 17 horas), cubrir a los niños con ropa ligera y utilizar fotoprotectores o bloqueadores de los rayos.

Existen seis fototipos o tipos de piel diferentes que son clasificados por la resistencia que tienen a la luz solar. Esto es fundamental para determinar cual será el mejor fotoprotector para cada caso. Dentro de la categoría 1 y 2 encontramos a las personas muy blancas y a los albinos que nunca llegada a ponerse morenas sino únicamente rojas. En el otro extremo encontramos a las personas negras y morenas.

El Doctor García Patos, especialista en la materia, considera que: “Los albinos o los muy blancos presentan un sistema para fabricar melanina más lento de lo normal, o simplemente defectuoso, haciendo que ese mecanismo de defensa que es el bronceado sea nulo, lo que lleva a quemaduras“, en estos casos los cuidados deben ser estrictos.

Debemos tener en cuenta que en nuestro país la mayoría de los casos de cánceres de piel se presentan en pieles normales (ni muy blancas ni negras). “En el caso de aquellos que tienen la piel oscura o son negros su sistema crea tal cantidad de melanina que hace a la piel más fuerte, más resistente, a los rayos ultravioletas“, pero esto no significa que no se deban tomar los cuidados necesarios.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Shorizo izo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Depilación láser para niños: ¿si o no? 10 julio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *