31 octubre 2012 Actualidad, Entretenimiento, Manualidades

Un disfraz muy socorrido y fácil de hacer

¿Ha llegado Halloween y te ha pillado sin disfraz? No te preocupes, hoy voy a daros unas pautas para conseguir un disfraz más o menos decente muy fácil de hacer y muy socorrido en esta celebración, vamos a convertirnos en un esqueleto. Este disfraz puede valer para toda la familia, una monstruosa y divertida familia de huesos. Voy a centrarme en el disfraz para los niños aunque puedes acoplar las ideas a cualquier edad tanto bebés como papás e incluso embarazadas.

Según el tiempo del que dispongamos y el presupuesto que queramos gastarnos utilizaremos unos materiales u otros. Lo principal es la ropa negra. Un jersey y unas mallas serán suficiente. Si no tenemos ninguno pues podemos sustituir estas prendas por bolsas de basura negras a las que haremos un orificio para pasar la cabeza y otros dos en los laterales para sacar los brazos.

El siguiente paso es hacer unos huesos. En estos enlaces podemos conseguir unas buenas plantillas de huesos de cadera, costillas y otros huesos de brazos y piernas. La opción más fácil es dibujar las plantillas sobre cartulina blanca, recortar y pegar en el lugar correspondiente sobre la ropa o la bolsa de basura.

Sin embargo, otra opción que queda muy bien es utilizar papel de forrar libros de color blanco. Al ser adhesivo tan solo tendremos que dibujar los huesos con las plantillas y después de recortar pegarlos sobre la ropa o la bolsa. En las papelerías suelen vender este papel en rollos de diferentes colores. Para conseguir un “look total” podemos realizar un buen maquillaje. Tranquila con ceras para la cara en blanco y negro será suficiente. Aquí tienes uno bien sencillo.

Foto | Aires de fiesta

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El Halloween más feroz en el Zoo Aquarium de Madrid 25 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *