5 junio 2013 Crecimiento

Enseñar a los hijos a defenderse
Hace unos días tuve una interesante conversación con otra madre sobre como debemos enfocar la educación de nuestros hijos respecto a los ataques verbales que pueden sufrir por parte de otros niños. No podemos negar que la sinceridad de los pequeños puede ser muy dañina y que no todos los padres se preocupan de educar a sus hijos para que no hagan daño. Sí, puede que lo que el niño diga sea cierto, pero no por eso deja de ser doloroso, o precisamente lo es por ser verdad.

Ante la situación de que uno de estos niños le diga algo al tuyo que le haga daño ¿qué aconsejas a tu peque?, ¿qué le enseñas que debe hacer?. La otra mamá mantiene que su hijo debe aprender a defenderse y devolver el ataque. Le está educando para que no sea él quien diga o haga algo que ridiculice a otro niño, pero quiere que sepa devolver el “golpe”. Le molesta pensar que su hijo quede como un panoli.

Yo sin embargo creo que defenderse en estos casos significa que no le importe. Prepararles para que cualquier cosa que puedan decirles les resbale, es decir fomentar su autoestima. No es nada fácil entre otras cosas porque los niños nacen con personalidad, pero a mí me merece la pena esforzarme en ese sentido. Teniendo autoestima, valorándose le dará lo mismo lo que digan los demás. Sin embargo contestando con un ataque, desde mi punto de vista, lo único que consegue es aumentar el daño. Y si nuestro hijo es ágil con la respuesta puede complicar mucho la situación.

Quiero que mis hijos vean que detrás de un insulto o un menosprecio puede haber un niño inseguro, envidioso, una necesidad de atención o simplemente mala educación. Que sepan que no responder no es cobarde sino inteligente. Aunque también debo decir que todo tiene su límite, una cosa es no hacer caso y otra dejarse pisar. De momento estamos intentándolo ya os contaré en unos años como sale.

Foto | Flickr-Dan Dickinson

También te puede interesar

Comentarios

11 comentarios
  • Marina

    Esto es un disparate con Mayúscula!!

  • Marina

    Pocas veces he leído algo tan equivocado con respecto a la educación de nuestros niños, y dirigido a quienes lo educan.

    El primer párrafo está impregnado de discriminación y prejuicios.Supone que la verdad es lo que puede lastimar a un niño, por favor!! No sabe esta señora la diferencia entre la verdad y un insulto.

    A nuestros niños tenemos que enseñarles que tiene derechos, y el derecho a ser respetado, debe respetarse. Si alguien lo insulta en el colegio o escuela,debe dirigirse a sus padres, y estos a las autoridades del colegio. Si alguien lo insulta en una plaza, debe decírselo a sus padres y estos incluso denunciarlo a la autoridad.

    Hay que dejar de minimizar el insulto, es un delito, hay que enseñar a nuestros niños que busquen inmediatamente a un adulto.

    Luego habla de personalidad vs autoestima, otro disparate, en fin la autoestima es otro tema, puede socavarse a insultos, pero a insultos que se permiten. Para mi es importante que no se permita que un niño sea insultado.

    Debemos reforzar la seguridad de nuestros niños, no dejar de escucharlos ni de observarlos, las verdades no lastiman, lastiman las intenciones.

    • Marina, gracias por dejar tu opinión de forma tan clara. Quejarse a las autoridades porque un niño llame gordo a otro me parece un poquito excesivo, en cualquier caso cada uno afrontamos la vida como mejor sabemos. Un saludo

      • yo estoy completamente de acuerdo con el artículo. Creo que lo mejor es ignorar… No hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Solo de esta forma verán que no sirve de nada insultar…

  • jesus

    y que debo hacer si una clase donde hay 25 niños de 5 años cada vez que la profesora sale un segundo o se distrae con otro niño hay algunos que dicen vamos apegar todos a fulanito(ese fulanito es mi hijo)y despues de que la pandillita de turno le pegan golpes y le insultan diciendole lloron (porque llora cuando le pegan,,, aunque yo soy consciente de que mi hijo es un poco lloroncete ) y yo siempre le digo que se lo diga a la profe y este me dice que el se lo comenta y en muchos casos ella no le cree porque ya tiene la coletilla de lloron , y cuando hablo con las madres ellas me dicen que le comentan a sus hijos que se defiendan que si le pegan que no sea tonto y se defiendan…..hay alguien que me pueda aconsejar?

    • Juana

      Buenas tardes, Jesús. Pienso que sería bueno que hablase Vd. mismo con la profesora, que un niño sea más o menos sensible (lloroncete) no significa que tenga que dejarse avasallar.
      Creo que el niño necesita una buena dosis de fuerza para sí mismo.
      Yo en su lugar, no iría ni al cole… garantizado. Así que mucho anímo, supongo que no le hara mucha gracia esta situación ni a Vd. ni al niño.
      Defenderse al mismo nivel que el agresor no es inteligente, establecer el límite es difícil de establecer…jugando con el niño poniendo ejemplos, con un toque de diversión…Por ejemplo: Estás gordo… “No te he preguntado si te gusto”… (tu opinión para mí no es importante)…por ejemplo. Y siempre sonriendoo, que el niño no aprenda de forma drámatica, siempre jugando.
      Si la profesora no actua positivamente, hablar con la dirección del centro.
      Un saludo.

  • Bibiana, gracias por tu comentario. Un saludo

  • Jesús, lo que cuentas de tu hijo parece acoso, no es de lo que hablo en el artículo. Como madre lo que yo haría ante la indiferencia de la profesora es hablar con la dirección del colegio y con los padres de la clase, seguro que la mayoría hablará con sus hijos para que no participen en algo así. Y sinceramente me gustaría mucho saberlo si mi hija tuviera semejante comportamiento con otro niño para poder corregirlo.
    Y además, llevar a mi hijo a clase de defensa personal, no porque vaya a pegar a nadie sino para que gane confianza y autoestima. Animo pero no dejes que las cosas queden así, el rol que toma el niño en clase es muy difícil cambiarlo y es peor según crezca. Un saludo

  • jesus

    ya he hecho lo que me dices Belen y la actitud de los padres es la que te comento en el anterior parrafo decirme que ellos le dicen que se defiendan y que yo haga lo mismo,, a escepcion de una madre que hizo algo que me dio miedo , le dio un par de vofetadas a su hijo delante de todo el mundo que nos quedamos asombrado y eso a mi no me parece lo correcto porque pienso que la educacion empieza por la comunicacion y esta debe comenzar en el hogar… ysobre el tema de defensa personal yo soy cinturon negro en karate y lo primero que aprendi fue ha respetar a los demas y en ultima estancia defenderme con el riesgo que eso conlleva porque un mal golpe en un mal sitio puede matar a una persona y no estoy dispuesto a correr ese riesgo

    • Jesús, vaya forma tiene esa madre de enseñar a su hijo respeto… no se que decirte. Si la defensa personal no te convence y el colegio no responde, ni los padres, no se. No he estado en la situación pero supongo que me plantearía un cambio de centro.
      Quiero pensar que la mayoría de los padres somos gente normal y que estás teniendo muy mala suerte, lo contrario es deprimente.
      Tienes que hablar con dirección y supongo que el siguiente paso es inspección, porque la situación de tu niño no se puede consentir.
      A ver si hay algún lector que pueda aconsejarte con más conocimiento de causa. Un saludo

  • Juana

    Buenas tardes, Jesús. Pienso que sería bueno que hablase Vd. mismo con la profesora, que un niño sea más o menos sensible (lloroncete) no significa que tenga que dejarse avasallar.
    Creo que el niño necesita una buena dosis de fuerza para sí mismo.
    Yo en su lugar, no iría ni al cole… garantizado. Así que mucho anímo, supongo que no le hara mucha gracia esta situación ni a Vd. ni al niño.
    Defenderse al mismo nivel que el agresor no es inteligente, establecer el límite es difícil de establecer…jugando con el niño poniendo ejemplos, con un toque de diversión…Por ejemplo: Estás gordo… “No te he preguntado si te gusto”… (tu opinión para mí no es importante)…por ejemplo. Y siempre sonriendoo, que el niño no aprenda de forma drámatica, siempre jugando.
    Si la profesora no actua positivamente, hablar con la dirección del centro.Como dice Belén, si la dirección no toma buenas medidas, la siguiente estancia es la consejería de educación de su comunidad, a través de las inspecciones.
    Y fundamentalísimo, en casa intentar que el niño actúe siendo siempre el mismo, animarle a tener iniciativas, dejarle hacer cositas solo, felicitar sus iniciativas, y reforzar su autoestima.

    No deje que suceda de nuevo. Los niños no tienen sentido de la medida, un mal golpe podría ser desgraciado.
    Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Errores en su educación 29 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *