26 agosto 2016 Entretenimiento

Kubo y las dos cuerdas magicas

¿Te apetece ir al cine con los niños este fin de semana? El tiempo de ocio del verano ya se está terminando, así que podemos ponerle un broche de oro frente a la gran pantalla. Además de los estrenos que hemos podido disfrutar en semanas anteriores, y que todavía se conservan en las carteleras, estos días llegan dos buenos trabajos cinematográficos para todos los públicos.

Por un lado tenemos “Kubo y las dos cuerdas mágicas”, una película de animación en el que vamos a conocer a un valiente samurai; y “Heidi”, el clásico de la literatura y de los dibujos animados para la tele, llega con actores reales para sorprender a los niños y remover la infancia perdida de los padres.

“Kubo y las dos cuerdas mágicas”, un samurai muy valiente

De los mismos estudios que crearon “Los mundos de Coraline” nos llega esta divertida y emocionante aventura en la que vamos a conocer a un niño que, de forma repentina, y casi por casualidad, va verse envuelto en una historia llena de acción y peligros.

Kubo ve como su vida de niño normal se pone patas arriba cuando, por accidente, convoca a un antiguo espíritu con muchas ganas de venganza. Para evitar los inminentes peligros tendrá que localizar una antigua armadura mágica que perteneció a su padre, un conocido y valiente samurai. Es así como tendrá que iniciar un extraño viaje acompañado por dos inseparables amigos que le ayudarán a completar su objetivo.

Heidi

“Heidi”, vuelve el clásico con actores reales

Una de las grandes sorpresas cinematográficas de este año es la llegada a las carteleras de una historia clásica, bien conocida por todos, pero que va a darle una nueva dimensión a uno de los personajes más queridos por todo el mundo, tanto adultos como los que la descubran ahora mismo. Se trata de Heidi que ahora se ha convertido en una niña de carne y hueso.

Heidi es una niña de cinco años que vive en la ciudad con su tía Dete, es huérfana y sólo la tiene a ella como único familiar. El problema surge cuando su tía tiene que marcharse a trabajar y no puede ocuparse de ella, es entonces cuando decidirá dejarla al cuidado de su abuelo, un viejo huraño que vive en plena montaña y que, lo último que desea, es ser el cuidador de una niña.

Vía | E-cartelera

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *