9 junio 2015 Actualidad

Un estudio para analizar

Una investigación ha demostrado que el abandono que se sufre en la infancia puede llegar a afectar a la salud del cerebro. Cuando un pequeño es abandonado y es criado en alguna institución puede llegar a sufrir alteraciones e el desarrollo de su cerebro, un deterioro en sus habilidades lingüísticas y emocionales.

A estas tremendas conclusiones se ha llegado gracias a un trabajo que se realizó a los pequeños que fueron abandonados en Rumanía, en ellos se pudo ver un claro empobrecimiento en sus habilidades cognitivas y emocionales.

Para su investigación se estudió la integridad de la materia blanca del cerebro de los niños que participaron del denominado Proyecto de Intervención Temprana de Bucarest desde el año 2000 hasta la actualidad.

Una de las conclusiones a las que se llegaron es que los pequeños que vivían desde muy pequeños en alguna institución contaban con un marcado empobrecimiento en las habilidades cognitivas, sociales, lingüísticas y emocionales.

Mediante este tipo de trabajo los autores quisieron demostrar que el abandono que se sufre a una edad temprana puede llegar a afectar a la integridad de la materia blanca en el cerebro. Afortunadamente todos los datos no son negros ni negativos ya que se explicó que si se interviene de manera temprana se puede favorecer en una recuperación a largo plazo de las zonas que se vieron deterioradas.

Vía | Web de consultas
Foto | Flickr – (M)

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 15000 SoundCloud Plays 16 octubre 2015
  2. posicionamiento web valencia 23 octubre 2015
  3. Diferencias entre niñas y niños en su desarrollo cerebral 3 mayo 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *