12 septiembre 2016 Actualidad, Salud

futuro niños diabeticos

La diabetes es la segunda enfermedad crónica con más números de afectados, después del asma, dentro de la población infantil. No en vano, y según los últimos datos recabados, serían unos 30 mil niños españoles los afectados por el tipo 1 de esta enfermedad, haciendo que la del tipo 2 vaya en aumento en los últimos tiempos.

Con el fin de conocer las preocupaciones de los padres, la empresa de salud Abbott, ha realizado una encuesta entre 600 familias europeas, que tienen niños diabéticos en edades comprendidas entre los 4 y los 14 años, para conocer cuales son los temas que más les preocupan en torno al futuro de sus niños. El 100 por ciento se han mostrado especialmente preocupados con la salud de sus pequeños en los próximos años.

El 83 por ciento de los padres piensan que afecta a su vida familiar

Los datos recabados por Abbott nos llegan desde Alemania, Italia, España, Francia o Reino Unido, entre otros países. Y en todos ellos se ha encontrado una semejanza en cuanto a las preocupaciones de los padres frente a la enfermedad de sus hijos. Si bien todos ellos están muy preocupados en torno al futuro de sus pequeños, también resulta una cifra alarmante al descubrir que el 83 por ciento, piensan que esta enfermedad afecta a su vida familiar.

El impacto económico, su calidad de vida, el estrés, la falta de tiempo para ellos mismos o la merma en la atención al resto de los hijos, suelen ser motivos por los que los padres de niños diabéticos sienten que su vida familiar se ve claramente afectada.

Niño diabético pinchandose

La diabetes limita la vida de los niños

El 67 por ciento de los padres piensa que la diabetes es un muro antepuesto ante la vida normal de sus niños. Las molestias, el dolor y la vergüenza, son las razones que, con mayor porcentaje, afirman los padres que sufren sus niños.

Abandonar la escuela, no poder practicar deporte y el hecho de sentirse diferente ante sus compañeros suelen ser algunas, de las muchas, lacras que estos pequeños tienen que sufrir a lo largo de su infancia. Todas ellas vienen marcadas por la necesidad de medir la glucosa que, según las familias, debería realizarse de una manera mucho más fácil y segura.

Vía | Abbott
Fotos | Onmeda y Revista sonrisas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *