8 marzo 2011 Actualidad, Educación

Las guerras dejan a más de 20 millones de niños sin educación

Tener que hacer hoy un alegato en favor de la paz y condenando los incontenibles brotes de violencia que, todavía a estas alturas, siguen produciéndose en el mundo, debería ser algo innecesario y ya olvidado en la memoria de la historia del ser humano. Pero, desgraciadamente son todavía muchos los países que mantienen su territorio en pie de guerra, con las gravísimas y devastadoras consecuencias que ello provoca.

Y ha sido un informe de la Unesco, titulado “Una crisis encubierta: conflictos armados y educación” en la que nos habla de otra de las consecuencias que un conflicto bélico provoca en la población, en este caso la infantil.

Según el informe, que ha sido expuesto por el Nobel de la Paz, Desmond Tutu nos arroja la cifra de que el 42 por ciento de los niños sin escolarizar, unos 28 millones, viven en países en guerra. Y esto es debido a que, en la mayoría de los casos, las escuelas son un objetivo fácil para el atacante que quiere, de este modo, herir en lo más profundo al enemigo. Los niños siguen siendo, por lo tanto, las grandes víctimas de decisiones arbitrarias por parte de los adultos.

Tanto por vivir en pleno conflicto bélico como por tener que huir a campos de refugiados, el proceso educativo se trunca ya que no se tiene acceso a una educación universal. No hay que olvidar que muchos de ellos padecen malnutrición, algo que les impide, además, un óptimo desarrollo cognitivo. Además en los países con un alto índice de pobreza, los niños deben abandonar la escuela con prontitud para dedicarse a trabajar.

Pero otro de los impedimentos que frena la educación infantil en el mundo es la disparidad de género. No hay que olvidar que son 3,6 millones de niñas las que no acuden a las escuelas por esta discriminación.

Tras esta dolorosa reflexión, la Unesco insta a las fuerzas internacionales a que ofrezcan un apoyo más efectivo para la educación infantil en el mundo, ya que sólo un 2 por ciento de todas las ayudas son destinadas para este fin. Y ya sabemos aquello de que sólo con educación se puede ser libre y respetuoso con los demás.

Vía | La Vanguardia
Foto | Corresponsal de Paz

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Un bebé de 4 meses sobrevive 3 días en los escombros de Japón 15 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *