23 marzo 2016 Actualidad, Educación, Psicología

hablar de terrorismo

Desgraciadamente vivimos en un mundo continuamente amenazado por ideas absolutistas, herméticas y oscuras, seguidas por una serie de personas llenas de odio que no dudan en emplear la violencia contra todos aquellos que piensan de forma distinta a ellos. El terrorismo, venga de donde venga, es una lacra social y política, que, por desgracia, se ha convertido en uno de los más graves problemas de la actualidad.

Ayer mismo, tuvimos la desgracia de vivir otro de esos episodios de intolerancia contra el ser humano, perpetrado en la ciudad de Bruselas, en Bélgica. Más de una treinta de personas fallecieron, así como se cuentan por cientos los heridos. Desde la televisión, la radio y en Internet, llegaban noticias continuas para informar sobre este grave incidente, algo que, para los niños, no se pasó por alto, incluso en las conversaciones del propio hogar. Pero ¿de qué modo podemos enfocar este grave problema? ¿es conveniente hablar con ellos del terrorismo? Según los expertos, no sólo es conveniente, si no muy necesario.

La Asociación Americana de Psiquiatría realizó un informe, después de los atentados del 11-S, entre los niños de distintas escuelas, comprobando que un 26 por ciento presentaba, al menos, un problema psicológico. Aunque no hayan sufrido de forma directa ese acto violento, es el halo de miedo y pánico que nos invade el que nos puede causar tal angustia que limita nuestra forma de vida, y mucho más cuando esto sucede siendo niños.

Según los expertos, podemos seguir ciertas pautas para hablar con ellos sobre el terrorismo:

  • Cuéntales la verdad de lo que ha sucedido pero utilizando palabras sencillas, adecuadas a su edad aunque sin entrar en detalles. Lo primordial es no crear más miedo, así que olvídate de dar detalles escabrosos.
  • Permítele que te pregunte. A veces les explicamos cosas que ya tienen, más o menos, claras y hay otras que se le quedan en el tintero y, quizás, pueden resultarle más preocupante. Es necesario que creemos un entorno de confianza entre nuestros hijos y nosotros, así que cuando pregunten, responde y hazlo con la verdad.
  • Háblale sobre como está actuando la policía, el ejército, los hospitales… y como las Ongs y los demás gobiernos y países están enviando su ayuda, para que todos nos sintamos más seguros y protegidos. Pero, sobre todo, hazle sentir que vosotros, la familia, estáis ahí para dar, también, seguridad.

Vía | Bienestar 180
Foto | Miedo en la sangre

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *