21 agosto 2017 Lecturas Infantiles

Henri viaja a Paris

Las ilustraciones dentro de los libros infantiles son fundamentales para que los peques se animen a convertirlos en su gran afición. Por ello, en muchos casos, se convierten en el eje principal de una trama en la que las palabras, casi, quedan relegadas a un segundo plano. Sólo viendo el desarrollo de los personajes, a través de los dibujos, somos capaces de imaginar y encontrar el total sentido a esa historia.

Por eso hoy os traemos un precioso álbum ilustrado por uno de los grandes diseñadores gráficos del universo del cine y que, gracias a sus trabajos en la gran pantalla, se ha convertido en todo un icono de la ilustración. Aunque este es su único libro dedicado a la infancia, ya se ha convertido en toda una joya para disfrutar tanto los niños como los adultos. “Henri viaja a París” un tesoro a tener en cuenta.

Un viaje muy especial para llegar a París

Henri vive en un pueblecito pequeño llamado Reboul, allí hay cinco árboles, un autobús, una iglesia y una ardilla. Hace ya algún tiempo que Henri aprendió a leer y supo de las maravillas que escondía una ciudad llamada París. Por eso una mañana, prepara su bolsa con el almuerzo, y decide ponerse en camino para llegar hasta esa maravillosa ciudad, y conocer así todos los rincones que ella guarda para él.

Con un texto mínimo, las preciosas ilustraciones nos irán llevando a través de ese viaje que Henri ha emprendido y que le llevará a vivir la mejor aventura que puede llevar a cabo cualquier ser humana: la de sus propios sueños.

Henri viaja a paris (1)

Saul Bass, del cine al libro infantil

El autor del texto es Leonore Klein y el de los dibujos es el mítico Saul Bass. Aunque puede resultar totalmente desconocido, pronto se pondrán en situación cuando descubramos que es el creador de carteles cinematográficos tan importantes como el de “Psicósis” o “West Side Story”, además de diseñar distintos espacios escénicos para trabajos de cine dirigidos por Hitchcock, Kubrik o Scorsese.

Precisamente las ilustraciones de este libro conservan ese toque vintage, de los años 50, en los que la sencillez y la psicodelia se unían para crear un impacto visual único y especial. Por eso, si bien esta joya está dirigida a niños de a partir 4 años, los padres también van a encontrar uno de esos tesoros irrepetibles que alegran cualquier lectura.

Comprar | Amazon
Foto | María Victrix

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *