Manualidades infantiles: Paipay de sandía

Manualidades infantiles: Paipay de sandía

Escrito por: Sacra    20 agosto 2017     Sin comentarios     2 minutos

Las manualidades son muy útiles para mantener a los niños entretenidos. Aprovechando el calor hoy os proponemos hacer un paipay de sandía.

Estando los niños de vacaciones, es necesario que busquemos actividades con las que se diviertan. Además de salir a disfrutar del aire libre, la playa o la piscina, también es un momento ideal para disfrutar todos juntos en familia. Una salida al cine o al teatro, o visitar un museo, pueden ser buenas actividades para que toda la familia disfrute de un tiempo de ocio muy especial. Pero también hay momentos en los que salir al exterior se convierte en toda una aventura, por eso mantener tranquilos a los niños en casa es mucho más complicado.

Las manualidades son ideales para sacarle partido a la imaginación infinita de nuestros niños. Verás como a poco que les des unas pistas y unos cuantos materiales, de los mismos que podemos encontrar en casa, te hacen toda una obra de arte. Así que aprovechando el verano y las altas temperaturas, ¿qué tal si le animamos a hacer un paipay en forma de sandía?

Un paipay con un plato de plástico o papel

Los materiales que vamos a necesitar son muy sencillos. Si no los tenemos en casa en cualquier bazar los encontramos a precios muy baratos. Así que nuestra manualidad nos puede salir muy económica.

Vamos a necesitar: un plato desechable, de cartón, papel o plástico; pinturas de colores y un palo de madera, tipo de los que llevan los polos de helado.

niño haciendo manualidades

Instrucciones muy sencillas

Primero vamos a pintar el palo de madera de color verde (aunque lo puedes pintar del color que más te guste). El segundo paso va a ser cortar el plato de plástico de la forma que se ve en la fotografía. Ahora toca ponerse manos a la obra con la pintura. El borde exterior lo pintamos de verde. Siguiendo una línea delgada de rosa muy claro. El resto lo pintamos de rosa más fuerte. Lo dejamos secar y, cuando esté seco, simulamos las pepitas de la sandía con pintura negra, haciendo unos puntitos sobre el rosa más oscuro.

Volvemos a dejar secar y, por último, pegamos el palo a nuestra singular rodaja de sandía. ¿Verdad que es divertido? Seguro que a tus niños les encanta, y siempre puede ser un buen souvenir para conservar de sus vacaciones.

Vía | Crafts by Amanda
Foto | Vix


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.