1 abril 2017 Salud

Prestar atención a los lunares en sus ojos

Todos los años deberemos realizar controles en los ojos de nuestros hijos, saber cómo se desarrolla su visión es muy importante, gracias a las visitas al oftalmólogo se podrá detectar a tiempo si existe algún problema y tomar cartas en el asunto. Hoy nos referiremos a los pequeños lunares que podrán aparecer en sus ojos.

Estos lunares o pecas reciben el nombre nevus coroideo. Si notamos alguna mancha o lunar en la parte blanca del ojo la podremos ver con mayor facilidad. Estas pecas suelen ser inofensivas, aunque siempre es aconsejable consultar con un profesional.

Las manchas que aparecen en la esclerótica o parte blanca del ojo pueden ser lesiones pigmentadas, son muy parecidas a las manchas o lunares que aparecen en la piel. Estas lesiones son planas o muy poco elevadas y pueden tener diferentes colores, hasta puede ser que no tengan pigmentos.

Estos lunares se denominan, de manera colectiva, como tumores pigmentados, la mayoría de ellos son inofensivos.

Los lunares pueden aparecer en diferentes partes del ojo: en la esclera, la parte blanca del globo ocular, en el iris o parte de color del ojo o en la membrana que recubre la parte interior de los párpados o conjuntiva. En algunas oportunidades podrán producirse en el tejido debajo de la retina, en la coroides, en este caso lo verá un profesional empleando una lámpara especializada.

Estos lunares se denominan, de manera colectiva, como tumores pigmentados, la mayoría de ellos son inofensivos. Los más comunes son los nevus congénitos, son los más comunes tumores pigmentados. Otros lunares cuentan con melanosis adquirida primaria o melanoma conjuntival. Para determinar este tipo de lesión se necesitará de una biopsia.

¿Son malos los nevus coroideo?

En términos generales podemos decir que las pecas o lunares de los ojos no son peligrosos, pero lo mismo que sucede con las manchas en la piel se debe estar atento al cambio de color, forma o tamaño. Si se nota algún cambio es fundamental acudir a un especialista y seguir las recomendaciones que brinde el médico.

Causas de los lunares en los ojos

Los lunares son causados por el crecimiento de los melanocitos (células que generan pigmento) de manera excesiva. Estas células las encontramos en la piel, distintos tejidos y, también, en los ojos. Muchas personas nacen con los lunares, o van apareciendo a una edad temprana, durante la niñez.

Quienes tienen la piel con pigmentos más oscuros pueden tener lunares congénitos, los que no se verán hasta llegar a la pubertad, cuando la mancha se oscurece o se nota más.

En ciertas oportunidades los médicos aconsejarán realizar una biopsia en los lunares, si estos cambiaron de forma o de tamaño. Si los lunares no presentaron cambios no requerirán de atención especial.

Vía | Lunares y pecas
Foto | Pixabay – Public domain pictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *