20 julio 2010 Manualidades

manualidades con niños broches de fieltro

Ya hemos dicho en otras ocasiones que para mantener entretenidos a los niños lo mejor es buscarles tareas divertidas y en las que puedan poner en marcha sus dotes imaginativas. Es por esto que las actividades manuales son un buen ejemplo para fomentar la creatividad, así como potenciar la destreza manual.

Precisamente ahora que los peques se encuentran de vacaciones y con un sin fin de horas libres a las que enfrentarse al aburrimiento, podemos ofrecerles sencillos y divertidos momentos de concentración que despertarán su curiosidad y, ¿quién sabe?, si no le van dando pistas de su dedicación laboral futura. Así que siguiendo la moda actual que nos ofrece una variada colección de broches fabricados en tela, aquí os enseñamos como fabricarlos en casa a vuestro gusto y con aquellos colores que mejor combinen con vuestro ropero.

Materiales: Fieltro de distintos colores, botones, imperdibles o pasadores, pegamento, tijeras, aguja e hilo de coser.

Modo de hacerlo:

  • Primero vamos a fabricarnos unos patrones con los dibujos que queramos representar. En este caso serían corazones y estrellas de distintos tamaños. Pintamos el dibujo en un cartón o cartulina y lo recortamos. También podemos utilizar, si lo tenemos, los moldes cortapastas que utilizamos en la cocina y que suelen tener figuras divertidas: flores, animales, círculos…
  • Una vez tenemos el patrón hecho lo colocamos sobre el fieltro y dibujamos el contorno con un lápiz. El siguiente paso va a ser recortarlo con cuidado.
  • Una vez ya tenemos las dos piezas, de distinto tamaño y color, recortadas vamos a pegarlas para así darle más profundidad.
  • Una vez pegadas las dos piezas vamos a elegir un botón que combine con los colores que hemos empleado en el fieltro y lo cosemos en el centro.
  • El último paso va a ser pegar el pasador o, en su caso, coser el imperdible en la parte trasera del broche. Y ya lo tenemos listo para estrenar.

Estos modelos que os hemos mostrado son de los más sencillos, para que los niños no tengan ninguna dificultad al realizarlos. Pero ya sabéis que, conforme le vayáis cogiendo la maña, se pueden ir creando diseños más laboriosos.

Vía | Guía Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Las esculturas y los niños 8 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *