10 julio 2010 Entretenimiento, Manualidades

Manualidades con niños: Caja de actividades de viaje
Muchas veces disfrutar con los niños de unas vacaciones pasa por un largo viaje que puede ser dificil de soportar para ellos. Si conseguimos mantenerles entretenidos se les hará más corto y a nosotros también. Para ello tendríamos que planificar el trayecto unos días antes de salir. Una buena idea puede ser prepararles una caja de actividades personalizada a su gusto.

En este caso la manualidad es para los padres, el factor sorpresa puede ser otro buen aliado y puede que hayamos recorrido parte del viaje antes de tener que utilizarla. Necesitarás una caja de plástico o metálica, de un tamaño que quepa sobre las piernas del niño cómodamente. Se trata de que la caja no sea solo el continente, sino que también sea parte de las actividades.

En las papelerías puedes comprar papel pizarra blanco para pintar con rotuladores y que puede borrarse con un trapo seco. Utilízalo para forrar uno de los lados más grandes de la caja, por fuera. Esa superficie servirá tanto de pizarra como para pegar y quitar pegatinas. Acuérdate de meter unas cuantas en la caja y los rotuladores, mejor lavables.

Si la caja es de plástico puedes comprar pintura imán y pintar con ella la tapa por dentro. Si incluyes imanes de nevera con las letras del alfabeto, por ejemplo, ya tienes un pasatiempo más.

Lo que pongas dentro de la caja dependerá de los gustos de tus hijos. Si es suficientemente grande les puede servir de supericie sobre la que apoyar algún juego magnético, un parchís o hundir la flota, por ejemplo. Si prefieren los juegos con muñecas o superhéroes, el interior de la caja será un buen terreno de juego y evitará que terminen por todo el coche, el tren o el avión. Si tu hija es coqueta, pega firmemente un espejito en la parte interior y ponle algunos complementos, pulseras, collares, etc. Tendrás que pensar lo que más les gusta a cada uno.

Para sacar el máximo partido a la caja, pon cada grupo de elementos por separado, en una bolsita los imanes, en otra los adhesivos, los muñecos, etc. Así les será más fácil usarla. No te olvides de incluir los cds con sus películas o música favorita y algún libro, cuento o cómic. Deja algo en tu maleta para el viaje de regreso, así seguirá habiendo sorpresas.

Como ves es cuestión de imaginación y dedicarle un poquito de tiempo. Al menos estarán entretenidos una parte del viaje.

Foto | Racheshop

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los niños son la mayor molestia en un avión 11 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *