14 febrero 2012 Entretenimiento, Manualidades

manualidad estuche pinturas

Siempre es cómodo que los niños tengan a mano todos los materiales que necesiten para hacer sus tareas escolares. Hace poco vimos como, con unos simples botes, podíamos fabricarles un divertido organizador para su escritorio, así que hoy vamos a seguir ayudándolos en la tarea de organizarse.

Se trata de un divertido estuche para guardar sus pinturas o lápices de colores que, además, pueden utilizar tanto en casa como en el cole. Hacerlo es muy sencillo, aquí os dejo los pasos a seguir.

Materiales: Un trozo de fieltro de 25 x 40 centímetros, 40 centímetros de cinta de tela y 2 ojetes.

Modo de hacerlo:

  • Encontrar el fieltro es sencillo, en cualquier tienda que vendan telas o en una mercería, nos pueden vender un trozo del color que más nos guste. Allí mismo podemos encontrar la cinta que lo adorne y que vaya a juego con ese color, puede ser lisa o con algún dibujo.
  • Una vez tenemos el trozo de fieltro en su justa medida, señalamos con un lápiz seis lineas rectas. La primera a 7 centímetros del borde más largo y a 10 centímetros de los extremos. Las cinco siguientes irán separadas por 2 centímetros entre ellas. Con la ayuda de una regla, para no torcerte, córtalas con el cúter.
  • En uno de los lados coloca dos ojetes, uno en cada extremo. Los venden en las mercerías o en los bazares de todo a cien y son muy sencillos de colocar. Los ojetes te sirven para poder colgarlos en casa, en la pared, frente al escritorio y, así, tenerlos siempre a mano.
  • En en lado opuesto, calcula el centro de la tela de fieltro y cose dos tiras de la cinta de tela de 20 centímetros cada una.
  • Coloca los lápices de colores, de modo que se alternen, enrolla la tela y átalos con la cinta. Para que no se deshilachen los bordes de la cinta, los puedes quemar con un mechero.

Vía | Mi casa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *