22 marzo 2017 Alimentación

La importancia de mantener una correcta alimentación

Los médicos consideran que es muy importante tomar la merienda, si bien es una de las comidas que solemos saltear por no considerarla importante. Es muy importante que los niños tomen a diario su merienda, especialmente cuando llegan a su casa después de una jornada llena de actividades.

Siempre tenemos que pensar en alimentos sanos y llenos de energía, evitando los alimentos con calorías vacías, evitando el exceso de grasas y azúcar. Los alimentos deberán ser sanos provocando saciedad. Una buena combinación incluiría cereales, lácteos y frutas.

A continuación te daremos distintas combinaciones que podrás tener en cuenta a la hora de preparar una sana merienda para los niños.

Siempre tenemos que pensar en alimentos sanos y llenos de energía.

Opción 1: nada mejor que un sabroso yogurt que se podrá acompañar con uvas o una manzana
Opción 2: prepárale un postre con vainillas y leche
Opción 3: licuado de frutas y alfajor de arroz
Opción 4: arroz con leche y un plátano
Opción 5: prepara un vaso de leche con cacao y un sándwich integral de jamón y queso
Opción 6: ensalada de diferentes frutas y galletas de avena caseras
Opción 7: café o té con leche más tostadas con mermelada casera
Opción 8: flan acompañado de frutas secas (porción individual)
Opcion9: zumo natural de frutas y bizcochos de arroz dulce

Es muy importante variar las meriendas para no generar cansancio en los niños. Cuando vayas a prepararle un sandwich puedes elegir un pan integral o pan de salvado, otra opción es usar un pan blanco que no tenga miga. Evita usar aderezos y si los usas escoge entre los que tengan menos calorías.

Evita las bebidas que tengan azúcar agregada como zumos o gaseosas. Lo ideal es emplear leches descremadas, aguas saborizadas sin azúcar, agua o soda.

Si se busca que los niños tengan una alimentación saludable será necesario establecer algunos hábitos, tiene que realizar todas las comidas, nunca saltearse ni el desayuno ni la merienda. El desayuno es la primera comida del día que permitirá dar saciedad y brindará al organismo de todas las energías para comenzar las actividades.

El desayuno y la merienda tienen que ser nutritivos, incluyendo siempre lácteos, hidratos de carbono y distintas vitaminas.

Para adquirir un buen hábito se tienen que respetar los horarios, y darle al niño el tiempo necesario para disfrutar cada una de las comidas, comer a las apuradas será realmente malo para su salud y para los hábitos alimentarios.

Con el fin de que los niños disfruten de cada plato hay que relacionar esos momentos con el placer, por eso en la mesa deberá generarse un diálogo cordial sin peleas y no apurarlos para terminar rápido. Cada persona tiene su tiempo y se tiene que respetar entre todos los miembros de la familia.

Te aconsejamos, también, a que tu hijo vaya a comprar los alimentos contigo y que colabore en su elección.

Vía | Infobae
Foto | Pixabay – Ponce pothography

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *