29 octubre 2014 Actualidad, Educación

Entrar más tarde al cole

Varios estudios realizados tanto en Estados Unidos como en diversos países europeos, incluyendo el nuestro, demuestra que los horarios de entrada de los niños al colegio resultan especialmente nocivos para su rendimiento. En la mayoría de países el horario de entrada se fija entre las 8 y las 9 de la mañana, si a esto añadimos que tienen jornada partida y salen del cole a las 5 o 6 de la tarde, nos encontramos con una jornada mucho más larga que la laboral de un adulto, algo que pone en peligro su energía y rendimiento.

Según los expertos, la hora ideal para que los niños entren en clase sería las 10 de la mañana. Mucho más si se encuentran en la época adolescente en el que la explicación de estos “decaimientos” van relacionados con los cambios hormonales que se producen en su cuerpo, es entonces cuando necesitan más horas de sueño de lo normal.

Para los expertos de nuestro país, entrar a las 9 de la mañana al colegio estaría bien siempre que la hora de irse a la cama fuera como la de otros países europeos. La hora de la cena, para la mayoría de europeos, se fija entre las 8 y 8 y media de la noche, mientras que aquí empezamos a querer cenar a partir, como mínimo, de las 9 y media de la noche.

Si a esto sumamos que los programas de televisión, muchas veces dedicados a los niños, terminan a horas abusivas, entonces nos encontramos con niños que duermen menos, descansan menos y, por lo tanto, arrastran durante todo el día un cansancio excesivo difícil de recuperar, lo que acaba transformándose en malas notas y bajo rendimiento.

Vía | El Huffington Post
Foto | Nuestras huellitas

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ventajas de la jornada continua o partida en los colegios infantiles 7 septiembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *