14 enero 2016 Actualidad, Alimentación

niños y comida basura

Uno de los grandes problemas sanitarios a los que se enfrenta la sociedad actual es al de la obesidad. Si para los adultos este exceso de peso, que acarrea enormes consecuencias en su salud, es ya preocupante, en los niños lo es mucho más, especialmente porque se producen cambios determinantes en su metabolismo que ya será imposible revertir.

Optar por una alimentación sana y equilibrada es la medida más efectiva, aunque un estudio realizado en Estados Unidos con niños de edades comprendidas entre 2 y 5 años, ha demostrado que aunque lleven una buena alimentación, en la que se incluyen suficientes frutas y verduras, los niños tienen las mismas probabilidades de que les enganche la comida basura, que a los que ya la tienen como dieta definitiva.

Salvo que se trate de algún problema genético o una enfermedad determinada, generalmente la obesidad viene impuesta por los malos hábitos de nuestro día a día. Una deficiente alimentación en la que no se ofrecen alimentos sanos o la falta de ejercicio físico son las más relevantes. En el primer caso, no podemos obviar el elevado consumo que hacemos, sobre todo los niños, de lo que conocemos como comida basura: fritos, alimentos procesados, grasas, bollería industrial, aperitivos salados o bebidas azucaradas, son sólo una pequeña muestra de todo lo que los peques consumen en su día a día y no les favorece en absoluto. Lo mejor, entonces, será optar por una alimentación sana en la que se incluyen las verduras y frutas como platos principales.

Pero este estudio, realizado en la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, ha comprobado como los niños que llevan una alimentación equilibrada, son igual de propensos a ingerir comida basura que aquellos que comen menos sano, por lo que se cuestiona la idea de que “lo bueno reemplaza automáticamente a lo malo”.

Vía | Telecinco
Foto | Meetlo

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Guadalupe Rios Medrano

    Definitivamente la alimentacion de nuestros niños es un reto, el contenido alto de azucares en la comida chatarra que prefieren los niños en ocasiones no ,o podemos controlar, ya que en las escuelas, generalmente las venden en las escuelas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *