25 mayo 2017 Actualidad, Alimentación, Salud

obesidad infantil y preocupacion

Uno de los grandes problemas sanitarios que han llegado en las últimas décadas es el disparatado aumento de la obesidad en la población infantil. El cambio de hábitos durante el tiempo de ocio o la mala alimentación ha hecho que nuestros niños se conviertan en seres atrapados por el sobrepeso, estando siempre al límite de sufrir enfermedades relacionadas, especialmente, con su corazón.

A pesar de las campañas, las alertas y advertencias que nos llegan desde entidades dedicadas a la salud y la nutrición, así como desde el propio gobierno y sus autoridades, los padres seguimos sin darle la justa importancia que merece, pensando que sólo resulta un problema pasajero que finalizará cuando el niño complete su desarrollo. Al menos así se ha percibido en un informe realizado por la empresa Nestlé.

La obesidad infantil, según los padres, un mal pasajero

El próximo domingo, 28 de mayo, se celebra el Día de la Nutrición y para celebrarlo, al mismo tiempo que se valoran los hábitos, avances o retrocesos en este tema, la empresa de alimentación Nestlé ha realizado, como viene siendo habitual en otros años, su IV Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias.

Mediante un cuestionario diseñado por el doctor Rafael Casas, psiquiatra y experto en nutrición, las familias han podido responder sobre sus hábitos alimenticios y forma en la que se plantean la alimentación. Este año, y debido al alarmante ascenso de la obesidad infantil, el tema central han sido los niños y la implicación de los padres en ella.

Según los datos: el 12 por ciento de los niños españoles padecen obesidad; el 18 por ciento sobrepeso; el 62 por ciento estarían en un peso normal; y el 8 por ciento por debajo del peso necesario. Sin embargo, los padres encuestados no reconocían que sus hijos tenían sobrepeso, de hecho un 82 por ciento afirmaba que tenían el peso perfecto, cuando sólo un 62 por ciento está en él.

Pero, lo más preocupante, es que de aquellos padres que reconocían que su hijo tenía sobrepeso, sólo 1 de cada 3 se sentía preocupado por el tema o con necesidad de buscar ayuda médica. La respuesta más común era que resultaba un tema pasajero que pasaría con el tiempo, sobre todo cuando el niño completara su desarrollo. El caso contrario sucede con aquellos pequeños que estaban por debajo del peso recomendado, la preocupación de los padres era mayor y, por lo tanto, acudían al pediatra para pedir ayuda.

Obesidad y sobrepeso en niños

Mayor incidencia de sobrepeso al llegar a los 7 años

Otro dato curioso que presenta este informe es la edad en la que los niños presentan mayor incidencia en la obesidad o sobrepeso. Entre los 3 y los 6 años nos encontramos con un 28 por ciento de la población infantil; pero al llegar a los 7 años la cifra se eleva hasta el 34 por ciento. Según los expertos, ésto se debe al aumento de la autonomía en los pequeños y su necesidad por elegir, ellos mismos, su propia alimentación.

La edad también influye para las recomendaciones nutritivas. De los 3 a los 6 años, 9 de cada 10 niños toman 5 comidas al día recomendadas por los expertos. Sin embargo, a partir de los 7 años, se suelen eliminar las comidas de media mañana y merienda. No en vano, y aquí sí que los padres lo reconocen, piensan que sus hijos no siguen una dieta adecuada.

Vía | Qcom
Fotos | Webconsultas y Lopez Doriga

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *