21 marzo 2013 Actualidad

Imagen de cromos

Existen algunas noticias que pueden parecer graciosas a primera vista, pero al analizarlas son bastante graves. Hoy te contaremos lo que ha sucedido en una escuela pública en donde un padre llamó a la policía para que le devuelvan los cromos a su hijo.

Desde diferentes establecimientos educativos solicitan que los niños no lleven sus cromos a la escuela porque pueden serles requisados durante las horas de clase. Esta medida puede tener diferentes opiniones. En mi opinión no está mal si la maestra ha advertido varias veces que deben guardarlas, ya que generan un elemento de distracción en las clases.

Además, lo que se dice es que se les retiene hasta el horario de salida, no es que se van a tirar a la basura ni que se van a romper, eso sí sería una agresión hacia los niños. Por eso es que no entiendo que un padre llegue al extremo de llamar a la policía, más aún cuando es un organismo que tiene que estar cuidando a la población. La policía no tendría que ser requerida para tratar este tipo de situaciones, en mi humilde opinión (si opinas lo contrario te invito a que lo compartas con nosotras).

La noticia señala que diferentes Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Castellón debieron intervenir para que una maestra de un colegio público de la ciudad devolviese los cromos a un niño.

El padre de un pequeño, cuyos cromos le habían sido retenidos por la directora, no tuvo mejor idea que molestar a la policía para que actuara de mediadora entre la profesora y el pequeño. La maestra, antes de la llegada de la policía, le había dicho al padre que se los devolvería cuando estimase oportuno. Cuando llegó la policía y ante la presión, le devolvió los cromos al alumnos.

No me gustaría pensar lo que sucederá el día de mañana cuando el niño sea desaprobado en un examen.

Vía | Intereconomía
Foto | Flickr – Boja

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *