6 octubre 2011 Crecimiento

nuevas investigaciones relacionada con la delgadez

Según una reciente investigación llevada a cabo en el Reino Unido se supo que los padres delgados tienen hijos más delgados. Esta investigación se basa en la genética de la obesidad y sus resultados fueron muy interesantes.

El peso corporal de los padres es muy importante e influye en el peso que van a tener los pequeños. Los científicos de la Universidad de Londres descubrieron que los padres delgados tienen tres veces más posibilidades de tener hijos delgados, que si fueran obesos.

Es probable que los padres más delgados tengan más alelos de la delgadez, lo cual incrementa la probabilidad de que los hereden a sus hijos“, señaló la profesora Jane Wardle, experta en salud pública y epidemiología de la Universidad de Londres. Agregando: “los padres a menudo se muestran preocupados si su hijo es delgado, pero esto podría deberse a que el niño tiene los ‘genes de la delgadez‘”

Para arribar a estas conclusiones tardaron cinco años, llevando registro de la altura y peso corporal de lo padres y de dos de sus hijos. En la investigación participaron 7 mil familias. Mediante un análisis de la masa corporal (IMC). Quedó claro que cuando el peso de los dos padres estaba dentro de la mitad más baja del rango ideal existía un 16.2 por ciento más de posibilidades de tener niños delgados. Si el peso de los padres se encontraba dentro de la mitad superior del IMC la cifra rondaba el 7.8 por ciento. Tengamos en cuenta que un peso corporal sano es de un IMC que va de los 18.5 al 24.9. Superando el 30 se considera obesidad.

Investigación que tuvieron lugar anteriormente ya habían demostrado que la obesidad suele verse en familias en parte vinculada a varios genes que trasmiten el riesgo de gordura.

Vía | BBC
Foto | Flickr – Javier Delgado

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *