12 marzo 2016 Salud

propoleo y niños

Estamos en pleno invierno y las temperaturas han descendido de forma alarmante. Es normal que nos resfriemos, especialmente los niños que, a menudo, en su plena inconsciencia se quitan ropa, sudan o se lanzan a la calle sin abrigarse como es debido. Es así como nos invaden los mocos, las toses o esas alarmantes fiebres que nos hacen tambalear nuestra rutina.

Evidentemente lo primero será acudir al pediatra y dependiendo de la gravedad nos aconsejará un medicamento u otro. De todos modos, y siempre consultándolo con él, existe un remedio que ayuda a prevenir y aminorar las molestias, se trata de el propóleo. Seguro que lo habrás oído nombrar muchas veces, pero ¿sabes lo que es?

La traducción literal de propóleo es “a la entrada de ciudad”, nombre que le viene al pelo ya que se trata de esa sustancia que se encuentra en la entrada de los panales, convirtiéndose en una muralla para que ningún agente externo entre en ellos y ataque la producción de miel.

Cada vez son más las personas que recurren a los tratamientos naturales para cuidarse y mejorar su salud, pero ¿es efectivo el propóleo? Según los expertos se trata del antibiótico natural más efectivo y potente. Además no suele presentar ninguna contraindicación, incluso en los niños. Su sabor agradable lo hace mucho más apetecible que cualquier otro medicamento y, en la actualidad, lo puedes encontrar en farmacias y herbolarios con facilidad y en distintos formatos: jarabes, pastillas, spray…

El propóleo lo usaban ya los antiguos egipcios y está demostrado que ayuda en la funcionalidad de las primeras vías respiratorias. De hecho, se ha comprobado que aquellos niños que, llegado el otoño, toman de forma habitual propóleo, no se resfrían.

Vía | Supernatural
Foto | Pixabay – PollyDot

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *