7 febrero 2011 Salud

que hacer con una uña encarnada

Las uñas encarnadas o enterradas son bastantes comunes en los pequeños. Si bien este un problema que puede ocurrir en cualquier dedo, lo más característico es que ocurra en los laterales del dedo gordo del pie.

Lo que más duele en estos casos es cuando se entierra el borde filoso lateral de la uña en la piel provocando inflamación, dicho simplemente, el crecimiento de una uña ancha se produce por debajo de la piel.

Cuando esto sucede la piel se infecta y molesta muchísimo. Para prevenir o remediar este problema, y evitar que se vuelva crónico, es aconsejable que consultemos con el médico pediatra y que modifiquemos el tipo de calzado que usa el pequeño para que el dedo gordo no se encuentre oprimido.

Para su cura el médico te recetará un antibiótico, que puede ser suministrado vía oral o por medio de una pomada. Por otra parte se encargará de remover la piel que no permite el correcto crecimiento de la uña. En los casos extremos se puede operar para extirpar la uña, pero este tipo de operación se realizan cuando los niños ya han crecido un poco.

Las causas de las uñas encarnadas pueden ser varias: zapatos incómodos, dedos que se ponen en mala posición, uñas demasiado grandes o que crecen mal.

Lo primero que debes hacer cuando tu hijo tenga una uña encarnadas es tratar la infección, después ver si el problema es crónico y de ser así el profesional te recomendará que es lo que debes hacer.

Para prevenir este problema es aconsejable que cortes las uñas de manera recta, sin redondear los bordes.

Vía | Pediatra al día
Foto | Flickr – Francisco Mazei

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *