17 marzo 2010 Crecimiento, Otros, Psicología

Se muerde las uñas: Como ayudarle a dejarlo
La costumbre de comerse las uñas se llama onicofagia y suele empezar hacia los 3 o 4 años. Muchos niños dejan el hábito con la edad, pero un 10 por ciento lo mantiene de adulto. Es una manía nerviosa e inconsciente, que puede deberse a la ansiedad, relacionarse con una actividad concreta o deberse a la imitación. Lo mejor es intentar cortarlo en cuanto aparece.

Las uñas protegen los dedos, sirven para coger objetos pequeños, para rascarnos y pueden estar sucias. Llevarse las manos a la boca es transmitir microbios de las primeras a la segunda. Al mordérselas también se pueden provocar heridas que pueden infectarse. Dependiendo de la edad del niño puede entender mejor que es una costumbre poco recomendable y puede mostrarse colaborador. Pero a veces no es suficiente con la fuerza de voluntad.

Lo primero es intentar encontrar el motivo por el que el niño se muerde las uñas. Puede que esté pasando un mal momento en el colegio o que tenga algo en la cabeza a lo que no deja de darle vueltas. Si lo hace por imitación de un adulto, este tendrá que dejar de hacerlo, al menos delante del niño.

Si tiene edad para entender la importancia de la higiene, explícaselo y ofrécele ayuda. Pactad que le avisarás cuando le veas con las manos en la boca, e incluso algún premio si consigue dejárselas largas. Puedes comentarle lo feas que se ven unas manos con las uñas mordidas y que tendrá que esconderlas a sus amigos. En la farmacia venden una especie de esmalte de sabor amargo, que aunque no evita que se las muerdan al menos les recuerda que no tendrían que hacerlo.

A los más pequeños es más dificil, intenta quitarle la mano distrayéndole o hazle ver las cosas que no puede hacer sin uñas, como quitar pegatinas o coger objetos pequeños. En cualquier caso intenta felicitarle siempre que consiga dejar de mordérselas y no le ridiculices delante de sus amigos o de otras personas. Lo más probable es que el niño luche contra esta manía que termina convirtiéndose en un vicio.

Vía | Kidshelath
Más información | Guía del niño
Foto | Pregnancy and parenting

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Qué hacer con una uña encarnada 7 febrero 2011
  2. Mi hijo se muerde las uñas 1 marzo 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *