10 enero 2017 Actualidad, Salud

raza y enfermedad renal

Desde la Universidad de California, en Estados Unidos, nos llega un sorprendente estudio en el que se ha confirmado que la raza puede ser un impedimento o beneficio para tratar ciertas enfermedades. Concretamente la insuficiencia renal.

Después de largos e intensos años llevando un seguimiento a niños enfermos las cifras han arrojado un triste balance para aquellos pertenecientes a la raza negra. No en vano, el riesgo de morir por insuficiencia renal para los niños negros es de un 36 por ciento más alto que para los blancos.

Este estudio, encabezado por la doctora Elaine Ku y en el que ha contado con un numeroso grupo de expertos médicos y científicos, ha llevado un seguimiento de 12 mil niños blancos, hispanos y negros, con problemas renales. De hecho, y debido a su insuficiencia renal, todos habían sido tratados con diálisis o con trasplantes. Este seguimiento se llevó a cabo a lo largo de 7 años, comprobando el estado de salud y las mejoras, o empeoramientos, que iban sucediendo en sus vidas, hasta llegar a concluir en 2012.

Durante este periodo de 7 años, de los 12 mil niños murieron, debido a esta enfermedad, 1.600. Siendo un elevado porcentaje de niños de raza negra. Ante esta sorprendente, y triste, estadística los expertos sólo pudieron encontrar una razón lógica: el limitado acceso a los trasplantes que tienen estos niños. Este estudio servirá, entonces, para cambiar ciertos aspectos en el tratamiento de los órganos donados y su aplicación, así como para la concienciación social sobre la necesidad de entregar los órganos a fin de ayudar a otros enfermos.

Vía | Medline Plus
Foto | Pixabay – Wenphotos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *