20 julio 2015 Actualidad

polos de yogur y fresas

Es normal que durante la época de verano nuestros niños se sientan más desganados, apenas les apetece probar los platos de comida que tengan algo que ver con el calor y, a menudo, nos resulta bastante difícil tenerlos bien alimentados. Bebidas frescas o frutas de temporada son el recurso más habitual para que los peques se alimenten durante estas semanas. Así que no es extraño que caigan, y les apetezcan mucho más, las golosinas.

Los helados, tomados con moderación, pueden ser una buena forma de mantenerlos frescos bajo el sopor veraniego, pero no hay que olvidar que nuestros niños siguen creciendo y necesitan tomar una alimentación completa y equilibrada. ¿Qué te parece si les ofreces unos divertidos y refrescantes polos de lo más sanos? La fresa y el yogur son sus ingredientes principales. ¿Quieres saber cómo hacerlos?

Ingredientes: 1 yogur natural, 100 gramos de leche condensada (5 cucharadas), 125 gramos de fresas, 75 gramos de azúcar y 1 cucharadita de zumo de limón.

Modo de hacerlo:

  • Lavamos las fresas y las troceamos. En un cazo colocamos los trocitos de fresa y el azúcar y esperamos a que se ablanden.
  • Retiramos del fuego, le añadimos el zumo de limón y lo trituramos hasta formar una masa muy fina y sin grumos. Lo dejamos enfriar.
  • En un cuenco aparte mezclamos el yogur y la leche condensada.
  • En los recipientes para polos vamos a color, primero, un hilito de la fresa triturada, a continuación una capa de la mezcla del yogur y la leche condensada. Otro hilito de fresa. Otra capa de yogur y leche. Así hasta completar. Poner el palo y congelar.

Vía | Nestlé

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *