7 septiembre 2012 Actualidad, Educación

El peso no debe superar el diez por ciento del del niño

Como suele ser habitual al inicio de curso, los profesionales nos aconsejan sobre la ropa y los accesorios más adecuados para llevar al colegio y que los niños se sientan cómodos. Una de las cosas que más controversia nos produce son las mochilas. Lo más importante según la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri) es que el peso de las mochilas no sea superior al diez o el quince por ciento del peso de los niños.

Así que nada de ir cargados hasta los topes (aunque puede que resulte complicado con tanto libro, libretas, material y los nuevos tuppers). Otro dato que hay que tener en cuenta es la forma de ajustar la mochila a la espalda. Las mochilas deben ir ajustadas a la espalda a la altura lumbar y siempre con los dos tirantes puestos. Elegiremos mochilas de estilos anatómicos y de correas y respaldos acolchados.

Entre sus consejos hemos encontrado la recomendación de usar purificadores del aire en las aulas para prevenir las bacterias. Así mismo, también aconsejan que los niños utilicen productos desinfectantes para la limpieza de las manos y evitar el contagio de gérmenes.

En cuanto a la ropa y el calzado se recomienda utilizar prendas cómodas, de fibras naturales y que permitan la autonomía de los niños. Para los más pequeños que están iniciándose en ir al baño sin ayuda es mejor no utilizar prendas con botones, cremalleras o cinturones para facilitarles la tarea. El calzado debe ser transpirable, fabricado en fibras naturales, piel o lona. Tienen que ser del número adecuado, ni grandes ni pequeños para que se acoplen bien al pie y no haga rozaduras. Es mejor utilizar los que tienen suelas antideslizantes para evitar caídas mientras juegan.

Vía | Pysnnoticias
Foto | Flickr-Gonmi

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *