21 enero 2015

Alrededor de los tres años, unos antes y otros después, tratamos de quitarle el pañal a nuestro peque primero de día y un poco más tarde de noche. Puede haber algún escape ocasional hasta los 10 años sin que esto suponga ningún problema. Hasta los 5 años en las niñas y los 6 en los niños, que maduran un poco más despacio, no podemos hablar de enuresis si el peque moja la cama por la noche.

A partir de esa edad el trastorno afecta a unos 500.000 niños en España, incluyendo un 1% de adolescentes con más de 15 años. El pediatra te indicará como afrontar la enuresis y como ayudar a tu hijo en este proceso madurativo que conlleva una importante carga psicológica. Hay que tratar el tema con cariño y cuidado, procurando no hacerle sentir ridiculizado y sin regañarle, ya que el que más interés tiene en dejar de hacerse pis es el propio niño.

El niño necesitará utilizar pañales más allá de la edad habitual y DryNites® ofrece la mejor protección para ayudarles a superar esta fase: Ofreciendo una protección insuperable que les mantendrá secos toda la noche, por eso 9 de cada 10 madres los recomiendan. Los calzoncillos y braguitas DryNites® son como la ropa interior, tan suaves y silenciosos que los niños se olvidarán que los llevan puestos. La mayoría lo supera con el tiempo, mientras tanto confía en DryNites® que les asegurará una protección inmejorable durante toda la noche.

Los calzoncillos y braguitas DryNites® están disponibles en 3 tallas para chicos. Si quieres probarlos, regístrate en DryNites® y podrás solicitar muestras gratis.

Dejar que tu hijo se moje no le va a ayudar, pero hay cosas que puedes hacer además de pedir consejo médico y utilizar braguitas y calzoncillos adecuados, como no dejarle beber dos horas antes de acostarse, recordarle que haga pis antes de acostarse e incluso levantarle para que lo haga al menos una vez por noche, enseñarle a fortalecer la musculatura cortando el chorro de orina unos segundos para reanudarlo después o hablar con él y explicarle que no es el único niño con este problema. Puedes premiarle cuando lo consiga y animarle cuando no ha podido.

Como siempre el médico y vuestro cariño son las mejores armas.

También te puede interesar