26 junio 2017 Salud

Tips para evitar que el pequeño se asfixie

Existen diferentes factores de riesgos que podrían generar una asfixia en los niños, tengamos presente que la asfixia es una de las causas de muertes más frecuentes en los pequeños, especialmente en los niños menores de 3 años.

Algunos alimentos, juguetes, artículos del hogar, objetos pequeños pueden ser tragados por los pequeños generando potenciales riesgos de asfixia, por esa razón es muy importante que los padres o los adultos a cargo estén atentos en todo momento para mantenerlos a salvo evitando que suceda algo malo.

Dentro de los alimentos que podrían provocar la asfixia encontramos los vegetales crudos, manís, cacahuetes, semillas de frutas, palomitas, manzanas o caramelos duros. También se deberá evitar la ingesta de alimentos largos como las salchichas, los bastones de queso y las uvas.

Existen algunas pautas que se podrán tener en cuenta para poder prevenir la asfixia.

También algunos objetos podrían provocar la asfixia de los pequeños, por ejemplo, los globos, canicas, accesorios de juguetes, piezas de joyerías, alfileres, baterías de botón, clips, tapas de bolígrafos, tapas de botellas.

Tips para prevenir la asfixia

Existen algunas pautas que se podrán tener en cuenta para poder prevenir la asfixia por ahogamiento o por atragantamiento.

Es necesario que evites dejar a los pequeños delante de objetos pequeños o de alimentos sin una supervisión continua, en apenas unos segundos se podrían llevar algo a la boca sin que nos demos cuenta.

Los pequeños tienen que aprender a comer en una posición correcta, tienen que estar bien sentados con la espalda recta, evitar que estén recostados o con la espalda curvada.

Los alimentos de gran tamaño se tienen que cortar en trozos reducidos, especialmente si los niños son pequeños y si los alimentos son duros. No se le debe dar caramelos de gran tamaño, sin importar si son blandos o duros.

Todos sus juguetes tendrán que tener certificados de seguridad, evitar darle juguetes pensados para niños de más edad. No compres, ni permitas que los pequeños jueguen con juguetes o juegos que tengan accesorios pequeños o fichas que se puedan deslizar por su garganta.

En los momentos de las comidas los niños tienen que aprender a hacerlo lentamente, masticando bien cada porción. Esta es una enseñanza y una costumbre que les aportará muchos beneficios a lo largo de toda la vida. Hay que tener paciencia y entender que dedicarle el tiempo necesario a las comidas es fundamental. Un punto clave es evitar que cuando coma vea televisión o continúe jugando, esto provocará que se apure y que termine comiendo muy rápido.

En el caso de asfixia se deberá, si el niño es muy pequeño, sentar y colocar al pequeño boca abajo en sus piernas. Se le dará golpes suaves pero firmes en la espalda, estos golpes deberán ser en la parte central, así tendrá la posibilidad de expulsar todo cuerpo extraño. Si, a pesar de los golpes suaves, el pequeño continua atorado se deberá aplicar la maniobra de Heimlich, mientras otra persona deberá llamar al servicio de emergencia.

Vía | Doctissimo
Foto | Pixabay – Rkit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *