26 septiembre 2017 Entretenimiento, Juguetes y juegos, Manualidades

ciencia_elhormiguero

Science4you es una marca portuguesa de juguetes creativos y científicos, con más de seis años de trayectoria en España, y presencia en 35 países. Entre sus novedades para esta temporada destacan la puesta en marcha de cumpleaños científicos (en forma de talleres), campamentos para niños a partir de 5 años, o nuevos productos como el juego La Ciencia de El Hormiguero – el conocido programa de televisión.

La empresa, con sede en el Parque Científico de Madrid, cuenta además con el beneplácito de este organismo a la hora de fabricar sus productos, algo que destacan desde la compañía: “En todos los países donde comercializamos nuestros productos estamos en contacto con instituciones y universidades que nos asesoran a la hora de desarrollar los productos”, nos explica Tiago Cavaco, Head of International Business de Science4you.

productos_science4you

Mientras Tiago nos comenta la diversidad de productos que tienen en el catálogo (desde manualidades, experimentos, cocina, drones,…) y los acuerdos a los que han llegado con distintas cadenas de distribución, los más pequeños disfrutan encantados haciendo sus propios experimentos científicos en el taller que ha preparado la marca para explicarnos lo sencilla y divertida que puede ser la ciencia.

Globos que se inflan sin soplar, volcanes y… mocos

El primer experimento: volcanes en erupción. La fascinación que tienen los niños por todo lo que tenga que ver con la lava quedó de manifiesto en esta primera prueba. Ataviados con sus batas de científicos, le pusieron realmente ganas para crear un volcán en erupción con cuatro sencillos ingredientes: detergente, bicarbonato, vinagre y colorante.

ciencia_volcan

Después de crear un pequeño Vesubio, el siguiente paso era comprobar si se puede inflar un globo sin tener que soplar. Y por supuesto, la ciencia funcionó: tan simple como utilizar sal de frutas y agua.

Otro de los experimentos que más asombro despertó fue el de la botella que recupera su forma tras convertirse en un pequeño amasijo de plástico. A pesar de que alguno todavía dudaba de que fuera a ser posible, de nuevo las sales de fruta – como vemos tienen muchas aplicaciones – fueron de lo más socorridas.

peque_ciencias

Y, por último , el momento estelar: la creación de moco. Sí, como si no tuviéramos suficiente con los constipados, nos llevamos mocos de creación en laboratorio. Y es que el agua, el colorante, el pegamento líquido y la sal de frutas, de nuevo, hacen milagros.

Ni qué decir que los más peques se lo pasaron en grande haciendo sus experimentos. Todo un acierto acercar la ciencia a las futuras generaciones de forma simpática y sencilla.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *