24 enero 2012 Crecimiento

perder la infancia

En la actualidad en el mundo trabajan más de 215 millones de niños, el 61 por cientos de ellos se encuentran en Asia. Esto es un hecho muy grave que necesita ser erradicado.

Escuchar los relatos de los niños es aterrador. Una niña llamada Mina dice estar satisfecha con lo que hace, agregando una frase muy estremecedora: “Aquí, por lo menos, no me pegan tanto como en trabajos anteriores”, agregando que “Me dan de comer dos veces al día, tengo algo de ropa, y a veces me dejan ver la televisión”, la niña solo tiene 10 años de edad y trabaja como criada en una familia dentro de la capital Bangladesh.

Y existen casos muchos peores, el de los niños que tienen que trabajar como empleados en fábricas, acá están casi esclavizados y seguramente amenazadas ya que no pueden decir la verdad de lo que sucede.

Según los habitantes de esta zona la gente ve que el trabajo infantil está mal, pero que las familias lo necesitan. En el caso de Mina su padre murió hace años y la madre esta postrada, el hermano mayor se fue de su casa y los únicos ingresos son los de ellas. La pobrecita asegura que se siente muy sola y que su único sueño es estudiar medicina para curar a su mamá.

Entre los trabajos realizados con mayor frecuencia por lo niños se encuentra el de recoger basura para ser reciclada además son empleados en todo tipo de industria que son considerados por la Organización Internacional del Trabajo como peligrosos, otros están empleados en el servicio domestico.

Afortunadamente muchas instituciones se encargan del tema buscando una pronta solución: “Uno de nuestros proyectos, que tiene como objetivo frenar la explotación laboral infantil, consiste en proporcionar una pequeña cantidad de dinero a la familia a cambio de que el niño esté escolarizado, tenga sus necesidades básicas cubiertas, y esté protegido contra el matrimonio infantil. Pero el dinero lo pueden gastar como crean conveniente siempre que esas obligaciones se cumplan”.

Vía | Sociedad El País
Foto | Flickr – Naija

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *