7 agosto 2012 Psicología

Los discapacitados son más propensos a ser agredidos

En la actualidad se estima que cerca de 93 millones de pequeños en todo el mundo presenta alguna discapacidad, la que puede ser moderada o más grave. Muchos expertos consideran que los pequeños que sufren discapacidades son, potencialmente, más propensos a recibir algún tipo de agresión o violencia que aquellos niños que no tienen discapacidades.

Conocer el tema es el primer paso para que se puedan desarrollar programas de previsión eficaces y así evitar el riesgo de violencia contra los pequeños con discapacidades. A pesar de existir diferentes estudios debemos aclarar que no existen pruebas sólidas por el incorrecto diseño que en muchas ocasiones presentan esos estudios, además de la deficiencia en las normas de medición de la discapacidad y de la violencia. También se debería informar con más exactitud si la violencia precede al desarrollo de la discapacidad.

Otra forma de violencia que se puede ver en los niños con discapacidad (y en muchos adultos también) se refleja en las instituciones que se dedican al cuidado de los mismos, en ocasiones estas instituciones no llegan a cabo un control riguroso de las condiciones mentales de los empleados o el grado de profesionalismo que tienen. Además de los estudios y de la preparación que deben tener es importante verificar las condiciones humanas, que permitan atenderlos con cariño y que tengan paciencia ante las necesidades especiales de la población con la que trabaja.

En ocasiones vemos que el maltrato a los discapacitados no es por acción sino por omisión, tener indiferencia es una forma de maltrato muy frecuente. También la población en general actúa violentamente cuando mira con prejuicio a un pequeño discapacitado o cuando los subestiman, simplemente por ellos no conocer bien la temática de la discapacidad. Tenemos que saber que tener una discapacidad no impide que sean brillantes en otros campos de su vida.

Vía | The Lancet
Foto | Flickr – Eduardo Frei

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *