7 septiembre 2016 Educación

vuelta al cole con nervios

Después de tres meses en los que el reloj no ha existido, el calendario se ha quedado mudo y nuestro ritmo de trabajo ha descendido, es normal que nos sintamos perdidos en esta vorágine de nuevas obligaciones, mucho más si son los niños los que tienen que cumplir con las nuevas tareas que nos trae septiembre.

Según las últimas estadísticas, casi el 10 por ciento de los niños sienten ciertos miedos y fobias ante la inminente llegada del regreso al cole. La mayoría de ellos no es sólo con el cambio de la rutina, después de tantos días de ocio, sino que muchos de ellos es ante esos cambios imprevistos que aparecen: nuevos profesores, el paso de infantil a primaria o el traslado de centro escolar.

Es importante que enseñemos a nuestros niños a manifestar sus preocupaciones, así les liberaremos de esa carga que, en muchos casos, es infundada, pero en la mayoría de ellos el silencio será su único compañero, así que tendremos que intentar adivinarlos nosotros a partir de las señales que nos envían.

De alguna forma nuestros niños van anticipándose ante los cambios que les quedan por experimentar. Esos miedos los veremos porque tiene problemas a la hora de conciliar el sueño, están despistados o lloran con una facilidad un tanto preocupante. En la mayoría de los casos estos signos son inconscientes, por lo que cuando le preguntes no sabrán explicarte el porqué de esta extraña situación.

Los niños entienden que ir al cole es una obligación impuesta y no deseada, por lo que lo mejor será intentar ir animándoles a que esta nueva etapa empiece con buen pie. Retomemos la lectura, ayudemos a preparar la mochila y el material para la vuelta al cole e intentemos hacerles ver que volver al cole no es un castigo, si no una aventura más en el camino de la vida. Como todo, en su crecimiento, nuestro ejemplo será fundamental, así que si tomamos una buena actitud, con positividad y alegría, lo seguirán sin desmoronarse.

Vía | Infosalus
Foto | Madres hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *