21 de marzo, Día Mundial de la Poesía también para los niños

21 de marzo, Día Mundial de la Poesía también para los niños

Escrito por: Sacra    21 marzo 2015     2 Comentarios     2 minutos

El día 21 de marzo se celebra en todo el mundo el Día de la Poesía. Una hermosa celebración para seguir ahondando en uno de los géneros literarios más hermosos creados por el hombre. Aunque pensemos que se trata de una literatura solo apta para adultos eruditos, nada más lejos de la realidad. Todos tenemos algún poema escondido en nuestra memoria emocional, aquel que recordamos de cuando eramos niños o que nos recitaba nuestra abuela mientras nos arrullaba entre sus brazos.

Son muchos los beneficios que aporta la poesía a los más pequeños. Ya desde su nacimiento, nos dirigimos a ellos con un lenguaje especial. Canciones de cuna o rimas para jugar son habituales en sus primeros días. Pero si seguimos ofreciéndoles este tipo de lectura, veremos como la percepción del mundo que le rodea cambia y se amplia.

Son muchos los poetas que han dedicado parte de su obra literaria a los niños, pero sin duda en nuestro país la que se lleva la palma de entre todos ellos ha sido Gloria Fuertes. Ella fue la que consiguió que toda una generación se aficionara al mundo de los versos. Según sus propias palabras “Es importante que los niños lean poesía. Y es más que importante, es necesario” o “Los niños que leen poesía se aficionan a la belleza del lenguaje y seguirán leyendo poesía toda su vida”.

Así que como mejor podemos celebrar este día es con un poema. Aquí os dejo uno de Gloria Fuertes que espero que os guste.

ERA UN NIÑO TAN PEQUEÑO

Era un niño tan pequeño, tan pequeño,
que aún no sabía hablar.
Y tenía una hermana, Berta,
tan grande, tan grande,
que no cabía por la puerta.
Y tenía un perrito tan peludo y gordete
que le trataba como a un juguete.
El niño al perrito
le traía frito.

Le cogía, le apretaba,
por los aires
lo tiraba,
por el rabo le cogía,
y le hacía perrerías.

Hasta que un día el perrito
ya cansado de aguantar,
dijo al niño: -Oye niño
soy un perro de verdad.

(Y el perrito
le mordió un poquito
en el culito)

Y el niño que no sabía hablar,
gritó con gran vozarrón,
– ¡Mamá, este perro es un león!

Foto | El mar de tinta


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.