3 tipos de cuentos: mínimos, acumulativos y de nunca acabar

3 tipos de cuentos: mínimos, acumulativos y de nunca acabar

Escrito por: Maite Nicuesa    23 abril 2021     3 minutos

Estos cuentos de fórmula tienen una estructura sencilla que añade belleza a la narración de un relato que fomenta la animación a la lectura

El último año ha dejado numerosos aprendizajes en las familias. Ha sido en este periodo cuando nuevos lectores han llegado a las librerías. El sector editorial celebra el aumento de las ventas de libros durante el primer trimestre del año. Las experiencias literarias adquieren formas diferentes. Padres y madres, por ejemplo, seleccionan libros sobre educación, crianza e inteligencia emocional. Son muchos los aspectos que diferencian a tu generación de la de tu hijo.

Pero también existen nexos de unión que permanecen de forma atemporal. Los cuentos de fórmula son un ejemplo de ello. Estos relatos populares han sido transmitidos de generación en generación a través de la tradición oral. Este tipo de composición se recuerda fácilmente puesto que el argumento se caracteriza por la síntesis y la brevedad. Estos cuentos pueden clasificarse, a su vez, en varios grupos.

1. Cuentos mínimos

Como podemos deducir a partir del concepto, la historia refleja la máxima concisión en este tipo de estructura. Lo expresado se cuenta a través de pocas frases. En una sola oración es posible presentar al protagonista de una historia en la que existe un mínimo desarrollo entre el principio y el fin. A pesar de la brevedad, son cuentos que tienen una acción y una conclusión.

2. Cuentos acumulativos

Tienen una estructura predecible ya que la fórmula inicial se va repitiendo a lo largo del texto, aunque se añaden nuevos personajes. Encadenan distintas ideas. Con frecuencia, lo importante en este tipo de relato no es tanto aquello que se cuenta, sino el modo en el que se transmite un relato que divierte a los niños. A partir de la base inicial, siguiendo con el patrón de esa premisa básica, es posible seguir ampliando el texto. Por ello, este tipo de cuento no concluye con un desenlace definitivo que cierra la historia.

Tipos De Cuentos Para Ninos

3. Cuentos de nunca acabar

Este tipo de relato, a diferencia del cuento mínimo, parece no tener un límite definitivo. Puede prolongarse más allá de lo imaginado para entretener a los niños. Son cuentos que tienen una musicalidad y que, con frecuencia, utilizan el recurso de la rima. Propician la interacción cuando incluyen un interrogante que busca una respuesta en el interlocutor. De este modo, el niño participa de la propia lectura del relato, interactúa y responde a los interrogantes. Cada pregunta llega acompañada por un nuevo fragmento de la historia. La contestación del interlocutor no determina el guion de lo expuesto, ya que el relato comienza de nuevo.

La experiencia de la lectura lleva la felicidad al hogar y, también, puede disfrutarse al aire libre durante la primavera. Estos cuentos populares destacan por una estructura sencilla. Por ello, estas propuestas fomentan la animación a la lectura en los primeros encuentros con el libro. Estas historias refuerzan la atención y la memoria.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.