4 beneficios del uso del triciclo en el desarrollo de los niños

4 beneficios del uso del triciclo en el desarrollo de los niños

Escrito por: Maite Nicuesa    14 marzo 2019     Sin comentarios     4 minutos

Andar en triciclo favorece el desarrollo psicomotor del niño, así como su bienestar físico y anímico por medio de este ejercicio ideal para la primavera

La imagen de un niño en su triciclo es una metáfora visual de la felicidad infantil en esta etapa de la vida. Los paseos y juegos al aire libre adquieren un mayor protagonismo en la agenda familiar con el buen tiempo de la primavera.

Es entonces cuando el triciclo se convierte en el entretenimiento preferido de muchos niños. El triciclo es un juguete vinculado a aprendizajes que favorece el desarrollo integral. ¿Cuáles son las razones para usar el triciclo para potenciar el desarrollo del niño? Esta es una actividad recomendada para niños a partir de tres años, aproximadamente.

A continuación, en El Blog Infantil enumeramos cuatro buenas razones para que los niños disfruten de este pasatiempo. En Triciclos.org puedes encontrar un amplio catálogo de modelos.

Triciclo

1. Coordinación de movimientos

Desde el punto de vista de la corporalidad, el triciclo es un juguete que por sus propias características refuerza este objetivo de coordinar el movimiento de brazos y piernas. Un aprendizaje que también influye positivamente en otras actividades.

2. Desarrollo de la autonomía

Frente a cualquier forma de sobreprotección, los padres pueden acompañar a sus hijos en el descubrimiento de experiencias que incrementan la autonomía del niño en un contexto de seguridad adecuado para su edad. Además de coordinar el movimiento de piernas y brazos, el niño también centra su atención en el entorno y descubre una nueva forma de posicionarse ante el espacio por medio del ritmo del triciclo.

La experiencia de montar en triciclo aporta al niño un nuevo aprendizaje que fortalece su autoestima. El triciclo favorece el descubrimiento del entorno que es tan vital en este periodo de tiempo. Esta es una preparación previa para el logro de otros aprendizajes futuros como pasear en bicicleta.

Triciclo Ninos

Es importante elegir zonas seguras ajenas al tráfico para que el niño disfrute de su paseo en triciclo en un espacio adecuado. Este desarrollo de la autonomía es la consecuencia natural de la superación de las dificultades, el refuerzo de las fortalezas y la naturaleza única de cada paseo.

3. Ejercicio físico

Los valores de un estilo de vida saludable aprendidos en la infancia pueden actualizarse y mantenerse en el tiempo a partir de las necesidades propias de cada edad. El ejercicio físico favorece el estilo de vida activo. A través del triciclo como pasatiempo, el niño se divierte mientras practica una actividad muy recomendable para su edad, explora el entorno, desarrolla su iniciativa y también practica sus habilidades sociales en el encuentro con los demás.

En un tiempo tan tecnológico como el actual, conviene observar la tecnología como complemento pero no como sustituto de los juegos y actividades de siempre. Este ejercicio físico es sano para el corazón. Y, además, el niño también fortalece sus piernas al pedalear. El ejercicio físico produce bienestar integral gracias a su influencia positiva en el estado de ánimo y en el plano corporal.

4. Fortalecimiento del vínculo afectivo

Triciclos Para Ninos

La experiencia de aprender a utilizar el triciclo también es una oportunidad para que padres, madres e hijos compartan tiempo en común en torno a un objetivo estimulante para su edad. Por medio de este proceso de acompañamiento, ofreces seguridad a tu hijo para lograr nuevos propósitos. Un aprendizaje que es un paso más en su evolución y, a su vez, la base previa para lograr nuevas metas.

Triciclos para adultos y para niños que aportan nuevas experiencias siendo un aliciente frente al aburrimiento y una opción perfecta para improvisar un plan de ocio en primavera, verano y otoño. A través de este juego, el niño no solo adquiere una nueva noción de la velocidad, sino también de la distancia. Y esto le ayuda a situarse en el entorno atendiendo a esta información. A través de este aprendizaje que parte de un proceso personalizado, el niño se descubre a sí mismo y también desarrolla sus reflejos en la observación directa del espacio que le rodea.

Por tanto, este es un aprendizaje que está fortalecido con el valor de la experiencia práctica gracias a los distintos paseos en triciclo. Por medio de este efecto de la repetición, el niño desarrolla nuevos recursos, destrezas y capacidades. Y lo hace con la motivación del juego que aporta emociones agradables a los nuevos logros de cada edad.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.