La afonía en los niños

La afonía en los niños

Escrito por: Sacra    31 diciembre 2009     3 Comentarios     2 minutos

Es bastante habitual que los niños acaben perdiendo la voz, sobre todo, en épocas invernales. Esto es debido a que la garganta se puede ver resentida, por varios factores, que acaben irritando las cuerdas vocales y ello les lleve a un estado, casi de mudez.

Curiosamente, la población que más padece este tipo de disfunción es la infantil y los profesionales dedicados a la enseñanza. En este último caso se trata de una mala formación foniátrica que les permita conocer las claves para usar correctamente la voz, sin tener que llegar a lastimarla. Su trabajo les obliga a tener que gritar por lo que sus cuerdas vocales se resienten con frecuencia.

Nunca debemos olvidar que las cuerdas vocales son frágiles, por lo tanto cuando hacemos un gran esfuerzo para hablar fuerte pueden lesionarse, incluso, llegar a fracturarse los pequeños vasos sanguíneos que las riegan.

En el caso de nuestros niños podemos llevar cuidado en ciertos aspectos de su vida diaria a fin de que no se lastimen demasiado. Uno de ellos es evitarle los cambios bruscos de temperatura, entre ellos también está el mantener el aire acondicionado excesivamente fuerte. También es importante evitar darle, tanto en verano como en invierno, bebidas demasiado frías o un consumo excesivo de helados. Si ya existe cierta predisposición a la afonía, con estos mínimos cuidados podemos asegurarnos mantenerla a raya.

Pero, sin duda, lo más importante que podemos hacer es enseñarle que gritando no se consigue nada. Nadie puede entenderle y, por lo tanto, no te atienden ni hacen caso. La mayoría de los niños lo hacen para llamar la atención, para ser el centro o para demostrar que se encuentran por encima de los demás, aunque sólo sea con la voz. Pero también puede pasar que estén repitiendo nuestro comportamiento, así que no está de más que repasemos si, también nosotros, somos de los que hablamos demasiado alto. Ya sabéis: hay que predicar con el ejemplo.

Vía | Naturpeques


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.