Chistes Infantiles de comparaciones

Chistes Infantiles de comparaciones

Escrito por: Sacra    13 abril 2013     12 Comentarios     1 minuto

A los niños les encanta contar chistes, incluso aunque no los terminen de entender, se les olviden la mitad de las palabras o cambien unos términos por otros, las breves historias que se narran suelen ser tan de su agrado que seguro que siempre tienen guardado alguno en la recámara de su memoria.

Por eso seguro que les encantará la propuesta de aprender chistes nuevos. Después los comparten con sus amigos y todos acaban contagiados con esa sincera y espontánea risa, porque no hay nada más hermoso que ver a nuestros hijos fomentando su sentido del humor. Así que aquí os dejo unos cuantos cuya base es la comparación. Veréis como les encantan.

  • Era un príncipe tan, tan feo que Cenicienta se fue del baile a las once y media.
  • Era tan, tan pequeñita que no le cabía la menor duda.
  • Era tan, tan remilgado que contrataba a un traductor para tomar la sopa de letras.
  • Era tan, tan gorda que era mejor saltarla por encima que rodearla.
  • Era uno tan, tan, pero tan, tan, tan… que lo llamaban campana.
  • Era tan, tan tonto que no usaba clips porque no traían manual de instrucciones.
  • Era tan, tan simple que ponía azúcar en la almohada para tener dulces sueños.
  • Era tan, tan bajito que para bajar de la acera saltaba en paracaídas.
  • Era tan, tan gafe que lo atropelló un coche aparcado.
  • Era tan, tan pequeña que en vez de dar a luz daba chispitas.
  • Era tan, tan feo que cuando exprimía un limón el que hacía muecas era el limón.

Foto | Wallpaper


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.