Cómo mejorar la comunicación entre la familia y la escuela

Cómo mejorar la comunicación entre la familia y la escuela

Escrito por: Maite Nicuesa    22 marzo 2019     Sin comentarios     5 minutos

Cuando padres y profesores forman un verdadero equipo, esta colaboración influye positivamente en la felicidad y en el rendimiento académico del niño

El hogar y el colegio constituyen dos de los espacios más importantes para el niño desde temprana edad. El hogar y el colegio deben vincularse mutuamente desde la perspectiva de la apertura y el encuentro. Sin embargo, esto depende en gran medida de las personas que componen este espacio. ¿Cómo mejorar la comunicación entre la familia y la escuela? Viendo esta relación desde la perspectiva de los objetivos a conseguir en común. Es decir, este vínculo define una misma dirección.

El colegio debe ofrecer información a los padres sobre qué recursos facilita a las familias. Por ejemplo, un espacio de Escuela para Padres. A su vez, en el momento de la elección del centro escolar también es recomendable que al consultar información sobre el centro, tengas en cuenta esta cuestión en torno a qué herramientas ofrece el centro.

Padres Y Profesores

Reuniones con el centro educativo

La comunicación frecuente entre padres y colegio debería ser una característica habitual tanto si el niño mantiene unos buenos resultados académicos como si atraviesa un periodo de dificultad. Es decir, conviene no vincular este momento de diálogo únicamente con la posibilidad de esta segunda opción.

Padres y madres pueden reforzar por medio de su implicación y colaboración una labor tan exigente y tan importante como la de los profesores. A su vez, los docentes también acompañan a padres y madres con sus conocimientos.

Además, también es importante que, si el horario de trabajo lo permite, asistan a estas reuniones tanto el padre como la madre. La implicación de ambos puede hacerse visible y manifestarse a través de este tipo de gesto. Una implicación y un compromiso que envía un mensaje importante al niño.

La comunicación entre padres y profesores también se fundamenta en el trato personal y en el respeto mutuo. Para ello, es conveniente observar este vínculo desde la perspectiva de un equipo que colabora mutuamente por alcanzar un fin común. También es conveniente llegar con puntualidad a este tipo de reunión, avisando de forma anticipada si surge cualquier imprevisto que impide la asistencia en el tiempo establecido.

Preparación de la reunión de padres y profesores

Una reunión entre padres y profesores también comienza desde la perspectiva de la preparación y la planificación, antes de que se produzca ese momento. Por ejemplo, conviene tener presente cuál es el objetivo previo que tanto padres y profesores tienen antes de ese encuentro y también conviene anotar las posibles preguntas e información que desea ponerse en común.

La escritura sirve de gran ayuda en este tiempo de planificación como medio de apoyo para olvidar determinadas cuestiones en el instante mismo de reunión con el otro. Por esto mismo, estas anotaciones también son prácticas durante el desarrollo mismo de la conversación.

Reuniones Escolares

Respeto a la autoridad del profesor

A ningún padre o madre le gustaría que una persona externa fuese a su empresa para poner en cuestión su competencia profesional para el desempeño de un puesto de trabajo para el que está formado y preparado. Sin embargo, esto sí ocurre, a veces, en el ámbito de la enseñanza. Esto es lo que sucede cuando los docentes no encuentran el apoyo que desean en la familia y los padres ponen en duda su autoridad ante el niño.

Es importante observar la función positiva de este tipo de reuniones no solo para el propio niño, sino también para padres y docentes. Es decir, la perspectiva de esta colaboración tiene una dimensión integral. La base de la colaboración entre la escuela y la familia debe ser bidireccional para que la comunicación y la escucha tengan sentido por ambas partes.

En relación con el lenguaje empleado durante las reuniones entre el colegio y los profesores es muy importante que los profesionales de la educación empleen un lenguaje cercano evitando el abuso de tecnicismos. La comunicación sencilla es aquella que resulta clara no solo en la elección de los términos empleados, sino también en la evitación de rodeos. La base de una buena comunicación no solo se centra en la expresión de la palabra, sino también en la escucha atenta.

La técnica del parafraseo puede ser útil para enlazar la conversación con aquello que ha dicho el interlocutor con el fin de clarificar cualquier duda acumulada hasta el momento. Por ejemplo, puedes continuar tu exposición, repitiendo brevemente las ideas principales que expuso la otra persona.

Respeto A La Autoridad Del Profesor

Respeto a la autoridad de los padres

Tan importante como el punto anterior, es que los profesores reconozcan no solo su formación y experiencia, sino también, el conocimiento que padres y madres tienen de sus propios hijos. Existen palabras sencillas que pueden expresarse mutuamente y que favorecen esta comunicación. «Gracias» es un ejemplo de palabra nutritiva que crea puentes de entendimiento.

Padres y profesores, a su vez, también pueden aprender a partir de su experiencia compartida en común para mejorar los resultados de estos encuentros a través del refuerzo de los aciertos y la identificación de posibles puntos de mejora. Por tanto, padres y profesores forman un equipo que camina en la misma dirección y cuando existe algo que obstaculiza esta relación, este hecho también puede afectar al niño. ¿Qué ocurre con cualquier tipo de relación que puedas observar en la vida? Los lazos se cultivan. Es decir, la confianza también se alimenta y se crea en el tiempo. Un hecho que también puede observarse en el conocimiento mutuo de padres y profesores, centrado en el respeto y el derecho a la privacidad.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.