Complementos alimenticios naturales para aumentar las defensas

Complementos alimenticios naturales para aumentar las defensas

Escrito por: Sacra    17 mayo 2010     Comentario     2 minutos

Hace unos días hablábamos de como nuestros niños, llegadas determinadas fechas, pueden sentirse apáticos, faltos de fuerza o excesivamente vulnerables para sufrir cualquier tipo de enfermedad. Esto es debido, generalmente, a que sus defensas están un tanto bajas y su organismo necesita de un aporte extra de energía. Esta “recarga” va a ser aportada por aquellos alimentos que, sobre todo, sean ricos en vitamina C: frutas y verduras sobre todo.

Pero también la naturaleza nos ofrece una amplia variedad de productos que pueden ayudarnos en la tarea de aumentar sus defensas. Uno de los que más éxito suele tener y que se encuentra fácilmente en cualquier herboristería o farmacia es el polen, también de él hablamos en ocasiones anteriores, pero junto a él existen otros alimentos inmunoestimulantes que, sin ningún tipo de perjuicio para su organismo, van a ayudarle a sentirse mejor. Aunque son muchos y muy variados, aquí os dejamos algunos de los que podemos encontrar en el mercado.

  • Jalea Real. Es el alimento que segregan las abejas nodrizas y de él se alimenta, exclusivamente la abeja reina y sus crías en los primeros días de vida. Es rica en vitaminas del grupo B, minerales y ácidos grasos.
  • Propóleo. Es una sustancia que elaboran las abejas a partir de la recolección de la resina que segregan algunos árboles. Con esta pasta lo que hacen es sellar y proteger la colmena de agentes externos, es por ello que tiene propiedades desinfectantes. Además es rico en flavonoides, taninos y ácidos.
  • Equinácea. Es una planta medicinal conocida como el “antivírico vegetal” y se utiliza, sobre todo, por sus propiedades inmunoestimulantes.
  • Escaramujo. Es el fruto del rosal silvestre y es uno de los frutos más ricos en vitamina C que se conoce.
  • Acerola. Es un fruto pequeño que se encuentra localizado, sobre todo, en el centro y sur de América. De igual modo contiene elevadas dosis de vitamina C.
  • Noni. Se trata de un fruto que procede de Polinesia y tiene propiedades antioxidantes, así como índices altos de sustancias estimulantes del sistema inmunitario.
  • Gogi. Son bayas procedentes del Tibet y tienen efectos antioxidantes.

Como siempre recomendamos visitar al naturópata, al pediatra o al profesional farmacéutico que nos pueda orientar sobre las propiedades más beneficiosas, la cantidad a ingerir o el producto concreto al que podemos recurrir. Ellos, mejor que nadie, van a ofrecernos lo mejor para nuestra salud y la de nuestra familia.

Vía | Edukame


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.