Los alumnos españoles no necesitan más horas lectivas, sino más presencia de sus padres

Los alumnos españoles no necesitan más horas lectivas, sino más presencia de sus padres

Escrito por: Macarena   @Macarenagonzal    2 marzo 2015     4 Comentarios     4 minutos

La Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos, acaba de publicar el sexto Barómetro sobre educación y familia: un informe en el que los padres aportan su visión acerca de las clases particulares, el uso del móvil (y otras distracciones) a la hora de estudiar, o el número total de días lectivos, entre otros temas.

Resulta que aunque la OCDE (organización que impulsa, recoge y analiza las pruebas PISA), ya aclaraba en 2011, que para conseguir el éxito escolar, es innecesario (y quizás abusivo) que los alumnos acumulen horas lectivas; parece que las familias participantes en el Barómetro, son partidarias de ampliar el número de días lectivos y el horario escolar. De hecho 9 de cada 10 entrevistados cree que los colegios deberían ofrecer clases de refuerzo.

Actualmente casi la mitad de alumnos de estudios no universitarios, deben acudir a academias o profesores particulares, lo cual supone un coste a la familia

Por otra parte, las madres y los padres, están (estamos) convencidos de que los niños tienen demasiadas tareas para finalizar en casa. De alguna forma, los deberes están vinculados a los sistemas educativos – con excepción de las enseñanzas alternativas, o los modelos que priorizanla experimentación frente a la memorización – . Pero España destaca no sólo por estar en una mala posición de las evaluaciones internacionales, sino también por que se mandan más tareas, si nos comparamos con otros países.

¿Más horas pero menos deberes, o una conciliación real?

En mi humilde opinión, el problema de fondo es eso a lo que le queremos llamar “conciliación”, aunque en realidad no exista. Por que un niño en Primaria, con ayuda de sus padres puede superar las tareas y los exámenes con éxito; de hecho las habilidades de los padres para ayudar a los niños a progresar son interés, implicación activa, mantener conversaciones familiares y fomentar la lectura. Podéis imaginar que es una actitud que podemos adoptar, independientemente de las circunstancias socioeconómicas. Me remito a un informe de PISA in Focus de 2009, justo después de las pruebas internacionales de aquel año.

No estoy diciendo que no sean necesario los profesores particulares, las academias de refuerzo, las clases extra, pagadas por los padres; lo que digo es que teniendo en nuestras manos la posibilidad de que nuestros hijos mejoren en los estudios, no tiene demasiado sentido aumentar el número de horas lectivas. Claro que en el panorama actual, muchos padres y madres querrían pasar más tiempo con sus hijos, pero no pueden por motivos laborales.

Los profesores españoles de Educación Primaria imparten unas 880 horas anuales a impartir clase, eso supone aproximadamente unas 100 horas más que la media de los países de la OCDE; y no está precisamente reflejado en nuestros resultados. ¿No será que estamos escogiendo mal la “batalla”?

Voy ahora con los deberes: aquí si que estoy de acuerdo, algunos niños tienen demasiadas tareas al finalizar las clases, como si no fuera suficiente pasarse cinco horas (con mucha suerte) dentro de las aulas. Como he dicho, deberes hay también en otros países, ¡incluso en Finlandia!, pero debemos buscar un equilibrio.

Cada uno de nosotros tiene experiencias (y posicionamiento) diferentes en cuanto a los deberes; pero incluso los técnicos que analizan las pruebas internacionales, afirman que más de cuatro horas semanales de tareas para casa, no se vinculan con mejores resultados académicos. Dicho de otra forma: puede que tu hijo esté más de una hora diaria haciendo fichas de repaso, pero eso no tiene por qué traducirse en éxito académico; son muchos los factores que influyen en el éxito / el fracaso, para analizarlos ahora.

https://www.flickr.com/photos/departmentofed/8102544523

En busca de otro modelo educativo

Creo que es urgente progresar en esta búsqueda, a pesar de los obstáculos que se nos presentan en el camino (los cambios contínuos de leyes son uno de ellos). Tenemos un modelo educativo anclado en el tiempo, que se volverá cada vez más clasista, y que no pone en el centro de atención a los alumnos.

Unos alumnos que son sobre todo niños, y como tales, tienen otras necesidades además de las que nosotros les atribuimos (un poco artificialmente, todo hay que decirlo). A veces tenemos que pensar que las necesidades biológicas o de desarrollo deben estar cubiertas para hacer frente a las otras. En este sentido yo me cuidaría mucho de pedir más horas de clase en una etapa de la vida en la que necesitan jugar y relacionarse, y no sólo en el contexto de la escuela.

El informe del Barómetro, aborda también otros aspectos como la distracción que supone hacer tareas con el móvil cerca, pero no es tema objeto de esta entrada, así que lo dejo aquí.

Foto | US Departament of Education, Wellspring CS
Más información | CONCAPA


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.