Enfermedades infantiles: Diabetes

Enfermedades infantiles: Diabetes

Escrito por: Belén    12 noviembre 2009     17 Comentarios     2 minutos

La diabetes es un trastorno por el que los niveles de azúcar en sangre están elevados. El páncreas no es capaz de generar suficiente insulina para que el cuerpo pueda utilizar la glucosa. Es la segunda enfermedad crónica más común en niños hasta los 14 años, es incurable pero tratable. De todos los tipos de diabetes el habitual en menores de 15 años es la diabetes tipo 1, también conocida como insulino dependiente o diabetes juvenil.

El enfermo de diabetes tipo 1 necesita controlar su nivel de azúcar en sangre varias veces al día e inyectarse insulina para compensar el exceso o comer dulce en el caso contrario. Para un niño no es fácil esta situación, por eso es importante la ayuda en casa y en el colegio. En los niños pequeños es muy importante evitar la hipoglucemia. Después es importante que la diabetes esté bien controlada, hacerlo durante la infancia hará que siga él mismo en la adolescencia.

Hay que intentar normalizar la situación lo más posible. El niño no debe sentirse especial ni utilizar su diabetes como excusa en ninguna situación. Para ello es importante que el pequeño esté informado, de acuerdo a su edad. Los padres tienen que responder a sus preguntas y enseñarle cuando tenga una edad adecuada a medirse él mismo el nivel de azúcar e incluso a ponerse la insulina.

Los padres se encargarán también de informar al colegio y que la comunicación sea fluida. El niño debe saber reconocer los síntomas tanto de la hipo como de la hiperglucemia, para poder pedir ayuda si es necesario o para poder actuar si ya tiene edad para hacerlo.

Puede comer con normalidad y realizar ejercicio físico como el resto de sus compañeros, siempre que el médico no diga lo contrario. Deberá tomar algunas precauciones, como incrementar la dosis de insulina si la comida contiene excesivo azúcar o reducirla si hace deporte. También tiene que llevar siempre azúcar encima para evitar una hipoglucemia.

Los campamentos de verano para diabéticos pueden venirle muy bien porque se da cuenta que hay más niños como él y ayudan a normalizar la situación. Tener diabetes no es fácil ni para el niño ni para sus padres, pero con información y colaboración se puede llevar una vida muy normal.

Más información | Fundación para la Diabetes
Foto | Kirstyne


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.