¿Qué enfermedades producen fiebre constante?

¿Qué enfermedades producen fiebre constante?

Escrito por: Rebeca Hernández    3 mayo 2021     6 minutos

Se considera fiebre por encima de 37,5ºC y es una alerta visual que envía el cuerpo para avisar de algún trastorno activando las defensas de inmediato.

En la rutina diaria es necesario realizar actividades y visitar ciertos lugares donde es frecuente la presencia de gérmenes y bacterias que pueden causar una serie de patologías en perjuicio de tu salud, esto es bien sabido por todos pero, ¿te has preguntado alguna vez qué enfermedades producen fiebre constante?, encuentra la respuesta a esta interrogante a través de la lectura de este post.

La fiebre

La fiebre es un síntoma caracterizado por la elevación de la temperatura del cuerpo. Se considera como un valor normal 37,5° C, pero en función de las actividades que realices durante el día podrás notar que será más baja o más alta, sin superar los límites.

Cualquier temperatura que exceda los 38°C se considera fiebre y en líneas generales suele ser intermitente, salvo en casos particulares donde se presenta fiebre constante.

La fiebre es un síntoma corporal que alerta sobre la presencia de algún tipo de trastorno y activa de inmediato tus defensas para combatir la enfermedad que se está desarrollando.

Termometro Ninos

En tal sentido, la fiebre en niños se considera mucho más peligrosa que en adultos, pues debido a la inmadurez de los sistemas en su organismo puede generar convulsiones si no es tratada oportunamente.

¿Cuáles pueden ser las causas de la fiebre?

Científicamente, se ha determinado que la fiebre se origina cuando el hipotálamo incrementa su punto de referencia con respecto al nivel normal de calor presente en tu organismo. Este órgano funciona como una especie de termostato natural en tu cuerpo y ante estas variaciones produce manifestaciones como frío incontenible o escalofríos que simplemente buscan generarte más calor.

La fiebre puede ser causada por diferentes elementos, como estar experimentando una infección a causa de virus o bacterias, inflamaciones, tumores, reacciones a ciertos medicamentos o vacunas, pero no siempre es posible determinar con precisión su causa.

Muchas enfermedades pueden generar fiebre constante, esto suele depender de la extensión de la infección y el tiempo de tratamiento. Ciertas patologías de tipo infeccioso respiratorio afectan a las personas ocasionando fiebres elevadas y constantes que si no son tratadas oportunamente pueden desencadenar otras complicaciones.

Otras patologías que comúnmente generan episodios febriles constantes son las infecciones del sistema auditivo, la garganta y las virales de tipo endémico. Para que tengas una idea más clara sobre cuáles son las enfermedades que ocasionan fiebre constante, a continuación se mencionan algunas de ellas:

Infecciones respiratorias agudas, como la neumonía y el Covid-19

Virus Covid

Las infecciones severas del tracto respiratorio como la neumonía, afectan a las personas generando episodios de fiebre prolongada que requieren largos tratamientos y reposo para mejorar.

Generalmente, cuando la infección ha alcanzado órganos respiratorios como los pulmones, la fiebre constante es una señal clara de la severidad del caso.

Otras enfermedades recientemente identificadas como el Covid-19, han demostrado signos claros y comunes entre las personas como la fiebre prolongada que no mejora con antipiréticos de uso habitual.

Infecciones agudas del oído

Debido a su cercanía y relación con las estructuras involucradas en la respiración y la deglución, las infecciones del oído suelen generar síntomas tan severos como los ocasionados por las infecciones respiratorias agudas, por lo que además de la fiebre prolongada, el dolor de oído es clave para distinguirla de otras enfermedades.

El hecho de que el oído se aloje en la cabeza y se trate de un área muy vascularizada, ocasiona que los episodios febriles puedan prolongarse de acuerdo a la severidad y extensión de la infección.

Amigdalitis

Usualmente, las amígdalas funcionan en el organismo como filtros anti gérmenes de excelente eficiencia, pero al verse afectados suelen generar respuestas inmunitarias como los episodios prolongados de fiebre. Estos son una clara señal de que el organismo libra una batalla donde los contendientes son el sistema inmune y la infección.

Patologías endémicas, como la fiebre amarilla, dengue e influenza

Nino Enfermo

Estas enfermedades particulares de ciertas regiones del mundo y que no son comunes, pueden generar signos como la fiebre prolongada debido a la naturaleza del agente infeccioso que las produce, los cuales por lo general son bastante potentes.

Enfermedades virales eruptivas, como el sarampión, la rubéola y otras

Las enfermedades eruptivas que ocasionan manifestaciones como rash, comezón y enrojecimiento de la piel suelen estar acompañadas por fiebre prolongada, en parte debido a la diseminación de los síntomas en todo el cuerpo que ocasiona aumento de temperatura.

Infecciones oportunistas en heridas con exposición de tejido

Cuando una persona sufre una herida profunda que no se trata correctamente y se contamina con cualquier germen oportunista, el principal signo de que la infección ha comenzado a propagarse en el cuerpo es la fiebre prolongada, alta y que no disminuye fácilmente.

En tal sentido, cuando la infección es tan severa que comienza a consumir el tejido y necrosar las zonas circundantes, la fiebre constante y recurrente es inevitable, lo cual no mejora hasta que se controle la infección.

Fiebre de origen desconocido

En pediatría se define como fiebre de origen desconocido a la elevación de la temperatura corporal por encima de los 38° C durante más de ocho días, sin encontrar la causa, luego de ser realizados todos los estudios o exámenes pertinentes al paciente.

Enfermedad prolongada con fiebre

Existen enfermedades donde la duración de los cuadros febriles supera lo esperado en la mayoría de los diagnósticos clínicos, esto es posible en casos de infecciones de tipo viral o si el paciente cuenta con un curso de recuperación más prolongado de lo habitual.

Si sufres una patología como esta, tus síntomas son inespecíficos, los malestares vagos y es posible que esto te motive a pensar que estás ante una enfermedad que produce fiebre constante. Sin embargo, con el tratamiento indicado y permitiendo que tu cuerpo lo asimile, además de una adecuada alimentación e hidratación, podrás dejar de padecer este síntoma rápidamente.

Finalmente, teniendo en cuenta que la fiebre es una respuesta inmunitaria, las enfermedades que la causan requieren una mayor respuesta por parte de las defensas naturales del cuerpo, en ocasiones incluso apoyo externo como antibióticos y otros tratamientos farmacológicos.

De acuerdo a la severidad de la infección o enfermedad que ataque al organismo, la fiebre puede ser o no constante y más o menos resistente a los tratamientos habituales.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.