Inventando juegos

Inventando juegos

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    11 enero 2010     11 Comentarios     1 minuto

El juego espontáneo que realizan nuestros hijos, ese que ellos mismos inventan se suele diferencias bastante del que proponemos nosotros. Con frecuencia elegirán elementos de la vida cotidiana en vez de esos sofisticados y carísimos juegos que compramos nosotros. El secreto de esto parece ser que cuanto menos haga el juguete más podrá hacer el pequeño.

Mientras nosotros, como padres, ponemos énfasis en explicarles las reglas de un nuevo juego que se nos ocurrió, veremos que nuestro hijo se divierte pateando sin parar la caja con la que pensábamos entretenerlo por horas. Es así, las cosas sencillas ayudan a que los chicos puedan expandir su imaginación y su creatividad. Favorecer el juego espontáneo nos resultará más económico, es más, hasta es posible que nos evite gastar dinero, pero si requerirá nuestro tiempo y espacio.

Para nuestros hijos el tiempo no se encuentra fraccionado, el tiempo es una oportunidad, un regalo, un material indispensable para sus juegos. Para un pequeño que esta sometido en forma continua a los horarios, el tiempo libre no es sinónimo de aburrimiento sino de creación. Es el que hace posible construir una pequeña ciudad con los ladrillitos de juguete, una torre de muñecos, o lo que su imaginación le dicte. Para él todo es posible con tiempo.

Cuando ya tiene 4 años está en condiciones de compartir juegos con los demás niños. Y en ese caso podemos caer en el error de que necesitará, nuevamente, de nosotros para poner las reglas. Pero no debemos intervenir, debemos intentar mantenernos al margen y disfrutar escuchando sus diálogos y viendo como ellos mismos se organizan.

Vía | Ser Padres Hoy


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.