Los juegos de los abuelos

Los juegos de los abuelos

Escrito por: Sandra    2 julio 2012     2 minutos

Juegos tradicionales con los que pasar un buen rato con los abuelos

Estos meses de verano muchos son los pequeños que pasarán unos días junto a los abuelos. Si ambos padres trabajan hay opciones como los campamentos y los talleres pero sin duda la opción más recurrida es la de la casa de los abuelos. Junto a ellos además de disfrutar de sus historias y de la buena comida de las abuelitas, los niños también pueden divertirse descubriendo los juegos a los que solían jugar sus abuelos.

Como muchos sabéis, normalmente son juegos sencillos que no necesitan muchos accesorios. Los abuelos, debido a la época que tuvieron que vivir durante su infancia son los mejores para inventarse juegos simples pero muy entretenidos, sobre todo para los más pequeños. En cada región de España seguramente nos encontraremos con juegos típicos de la zona. He hecho una pequeña recopilación de los juegos más populares entre nuestros queridos abuelos:

  • «Las chapas, carreras de chapas». Las decoraban con colores o con fotos. Así tenían entretenimiento mientras las decoraban y mientras jugaban con ellas junto a sus amigos. En la tierra o el suelo dibujaban circuitos para llevar a cabo sus carreras golpeando con los dedos las chapas.
  • «Las canicas». Se necesitaba un terreno con tierra donde hacer un pequeño agujero. Se lanzaban las canicas con la intención de golpear las del contrario para que cayesen en el agujero.
  • «La trompa». Este es un juego que todavía permanece hoy en día. Es muy frecuente ver en verano como los niños juegan a la trompa en los parques. Aunque antiguamente las trompas eran de madera y tenían la punta de hierro y hoy son de plástico lo que las hace más ligeras. Se lanzan de manera diferente si son de un material u otro por lo que puede resultar muy interesante compartir conocimientos entre nietos y abuelos.
  • «Las cuatro esquinas». Cuatro niños ocupaban las esquinas de un cuadrado y el quinto niño se quedaba en el centro. Al sonar una señal los niños de las esquinas tenían que ocupar las de los otros intentando evitar que el niño del centro les quitase el puesto.
  • «La rayuela o tejo». También es frecuente ver a los pequeños jugar a este juego que ha perdurado en la historia. Como muchos sabéis consiste en dibujar en el suelo unas casillas numeradas y lanzar una rayuela. Había que llegar a la casilla de la rayuela a la pata coja.

Foto | Flickr-Esparta


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.