Lectura recomendada de la semana: A bordo de La Gaviota

Lectura recomendada de la semana: A bordo de La Gaviota

Escrito por: Sacra    2 marzo 2015     Sin comentarios     2 minutos

He de reconocer que sigo manteniendo intacta, a pesar de mis años, mi afición por los libros infantiles. Historias sencillas, mágicas o espectaculares, son capaces de envolverme para empujarme a ese carrusel al que se retrocede a edades más tempranas. Volver a sentir esa incertidumbre de la infancia, esa fe infinita frente al poder de la palabra o la imbatible espada de la creatividad, son elementos que, una vez hemos crecido acaban desvaneciéndose en los baúles del pasado. Menos mal que yo, de vez en cuando, las recupero con las lecturas para niños.

Por eso me gusta recomendar libros infantiles, no sólo para que los peques se aficionen a la lectura, sino también para que los mayores recuperemos esa parte mágica de la infancia. Y seguro que para muchos, “A bordo de La Gaviota”, le traerá muchísimos recuerdos.

“A bordo de La Gaviota” nos cuenta la historia de una pandilla de amigos, liderada por Juan, que se han encontrado en un pueblecito marinero para disfrutar de sus vacaciones. Entre todos han construido una barca a la que han bautizado como “La Gaviota”. Pero se trata de una barca muy especial, ya que parece tener vida. Por las noches se lanza sola al mar, y vuelve al puerto cada amanecer. Los pescadores sienten mucha envidia y traman un plan para intentar arrebatársela a sus dueños.

“A bordo de La Gaviota” nos evoca esa infancia nuestra, de hace unos años, en la que jugábamos en la calle, teníamos amigos más allá del cole y el aire libre era suficiente como para imaginarse todo un mundo de aventuras. Ha sido publicada por Anaya y su autor es Fernando Alonso, del que también conocemos: “El faro del viento” o “El bosque de piedra”, entre otros. El ilustrador es Tino Gatagán.

Comprar | Amazon


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.