Madurar antes de tiempo

Madurar antes de tiempo

Escrito por: Maite Nicuesa    14 mayo 2012     Sin comentarios     2 minutos

En ocasiones, los niños maduran antes de tiempo al vivir determinadas situaciones difíciles.

, problemas económicos en la familia, acoso escolar…

Ante una situación difícil, el niño se pone frente a una nueva realidad. Por tanto, en base a esta nueva realidad, desarrolla su sensibilidad de una forma especial. En la medida de lo posible, los padres deben intentar que los hijos tengan su propio ritmo, es decir, puedan ser niños. Para ello, por ejemplo, es aconsejable que el niño tenga un grupo de amigos que son de su misma edad.


En algunas ocasiones, los niños se ven obligados a madurar porque también tienen que colaborar con la situación. Por ejemplo, en ocasiones, en una familia numerosa, el hermano mayor suele cuidar y proteger a los menores. Pero está claro que ningún niño debe de renunciar a la posibilidad de disfrutar de su presente como cualquier otro.

Sin duda, la madurez emocional es un rasgo positivo del proceso de crecimiento que determina la evolución de cada niño en base a sus vivencias, sus experiencias y su entorno. Es decir, el grado de madurez no se puede analizar únicamente, desde una perspectiva individual, sino que también, existe influencia por parte del entorno. Como siempre, lo más aconsejable de la vida es encontrar ese difícil equilibrio. Es decir, el equilibrio de dar pequeñas responsabilidades a los niños pero sin saturarles o pedirles cosas que no les corresponden en base a su edad. Por otro lado, también conviene precisar que el ser humano es muy complejo, por ello, un niño puede ser muy maduro para algunas cosas y, sin embargo, no serlo en otras. En ocasiones, cuando un niño es muy maduro para su edad, puede sentirse diferente desde un punto de vista emocional, a otros compañeros de su misma edad.

Más información | Actualidad Psicológica
Foto | Peggy Sue Wells


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.