Los niños que se sirven su comida tienen menos problemas de obesidad

Los niños que se sirven su comida tienen menos problemas de obesidad

Escrito por: Sacra    22 enero 2014     2 Comentarios     2 minutos

Se ha realizado un estudio de investigación en la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, para comprobar las prácticas alimenticias que tienen los niños en las escuelas. Después de investigar en más de 118 centros escolares se llegó a la conclusión que aquellos niños que se sirven ellos mismos, están mejor alimentados.

Ya sabemos que la obesidad es una de las grandes enfermedades del siglo. Tanto la poca actividad física como los malos hábitos alimenticios están provocando que los niños crezcan con sobrepeso y limitados a unas enfermedades que se derivan de estas malas prácticas. Si bien en algunos casos puede tratarse de alguna causa genética, en la mayoría de los casos son estos hábitos que, por desgracia, se han impuesto en nuestra sociedad, haciendo que se llegue a unos niveles mucho más que alarmantes.

Y uno de esos países donde la tasa de niños obesos es especialmente alta es Estados Unidos. Precisamente allí, y llevados por la enorme preocupación que supone, han realizado un estudio desde la Universidad de Illinois que arroja un resultando especialmente interesante: al parecer cuando los niños se sirven ellos mismos su comida, en los centros escolares, saben cuando están llenos y no necesitan incluir más alimento, por lo que puede ser una buena forma, según estos investigadores, de combatir la obesidad.

Para realizar este informe han analizado las prácticas de alimentación de niños de entre 2 y 5 años en 118 centros escolares diferentes. Según los últimos datos, la obesidad afecta a 1 de cada 4 niños en edad preescolar, por lo tanto es ahí donde deben incidir a la hora de buscar soluciones.

Los científicos comprobaron que en la mayoría de estos centros se optaba por una comida saludable aunque el problema lo encontraban en las cuidadoras que no sabían cuanta cantidad de comida tenían que ofrecer al pequeño. En aquellos centros donde se sigue una alimentación cuya base es la comida casera, pudieron comprobar que se les invita a que sean ellos mismos los que se sirvan, de este modo controlan hasta que punto tienen hambre, al mismo tiempo que respetan sus gustos personales y la cantidad que necesita su organismo en ese momento.

Vía | La información
Foto | Presentable


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.